amarcordEsta tarde a la hora 19.30, dentro del Ciclo Grandes Filmes, en Sala de Audiovisuales de Casa de la Cultura de Maldonado, se exhibirá Amarcord, recordada película de Federico Fellini filmada en 1973.

Durante la década de los treinta el adolescente Titta crece en Rimini entre la educación católica y la retórica fascista. Su padre, Aurelio, es un capataz anárquico y antifascista. Además de sus dos hijos, su mujer y su padre mayor, más bien vivaracho, viven también a su cuesta su cuñado presuntuoso y holgazán, el tío “Pataca”. En cambio, su hermano Teo está ingresado en un manicomio. La pequeña ciudad de provincia está poblada por personajes peculiares, como Volpina la ninfómana, Giudizio el loco, Biscein el fanfarrón, un abogado con una retórica fácil, un motorista exhibicionista, un ciego que toca el acordeón. Titta va al bachillerato de la ciudad donde la vida escolar se alterna con las bromas que gasta a sus profesores y compañeros. Su vida erótico-sentimental está dividida entre la inalcanzable Gradisca, los túrgidos pechos de la tabaquera y los bailes de verano que espía detrás de los setos del Grand Hotel. Con su pueblo comparte el paso de las estaciones, los fuegos para celebrar la llegada de la primavera y algunos eventos, como la carrera automovilística de Mille Miglia, el transatlántico Rex, la visita del jerarca fascista. El fallecimiento de su madre y la boda de Gradisca marcan el fin de su adolescencia.

Maestro

Federico Fellini(Rimini 1920 – Roma 1993) es universalmente considerado como uno de los principales protagonistas en la historia del cine mundial. Ganador de cuatro premios Óscar por mejor película extranjera, en 1993 fue galardonado con un Óscar honorífico por su carrera.

Durante casi cuatro décadas –desde El jeque blanco en 1952 hasta La voz de la luna en 1990- y dos docenas de películas Fellini realizó un retrato de una pequeña multitud de personajes memorables. Decía de sí mismo que era “un artesano que no tiene nada que decir, pero sabe cómo decirlo”. Su obra es ampliamente considerada como única e inolvidable, llena tanto de asperezas como de sátira, y veladas de melancolía.