El anuncio del cierre de la planta de Conaprole que funciona en el Camino de los Ceibos, cerca de San Carlos, generó gran preocupación entre los trabajadores del lugar y los representantes políticos de la zona. Sin ir más lejos, el pasado viernes se reunieron legisladores que integran la bancada Maldonado, entre ellos Federico Casaretto, quien recordó que la planta “produce en el entorno de los 100 mil litros de leche por día, como promedio anual”.

“Los remitentes son unos 40 tamberos de Maldonado y Rocha. Unos 20 son de Maldonado. Y en el caso de cierre, esta leche que se recoge en la cuenca de la regional este se estaría llevando a la ciudad de San Ramón o a la planta de Montevideo”, comentó el diputado suplente a FM Gente

Por su parte, undirigente del gremio de Conaprole, Enrique González, dijo que el jefe de la planta ya había reunido a los trabajadores para trasmitirles la decisión de las autoridades de la cooperativa “de cerrar la producción acá, a partir de marzo del año que viene”. La movida, según se comunicó, se enmarca en un “plan de ahorro” que lleva adelante la empresa. “Esta situación nos tomó por total sorpresa. Nos deja con una inestabilidad tremenda”, dijo González.
“A partir de ahí, le planteamos a la dirección del sindicato la defensa del funcionamiento de la planta. Entendemos que la planta es viable desde el punto de vista económico y logístico”, señaló.

Redistribuidos
El gremialista dijo que el establecimiento “tiene una producción de 70 u 80 mil litros por día, de lunes a sábado. La leche que se produce es de la zona de Maldonado y Rocha. Y somos unos 40 trabajadores. Y esos tres parámetros se mantienen desde hace varios años en los mismos porcentajes. Ninguno se ha desestabilizado como para poder argumentar el cierre”, aseguró.
“Nosotros nos vamos a plantear la defensa de la fuente de trabajo. Entendemos que la planta debe seguir produciendo, porque es totalmente viable”, agregó. Además, dijo que si cierra la planta, la leche de los productores de la zona debería ser llevada a Montevideo o San Ramón, lo que implica el transporte a unos 150 o 200 kilómetros. “Ahora pagan transporte por 20 kilómetros y se les incrementaría ese costo”, señaló.
También dijo que Conaprole planteó que los trabajadores serían redistribuidos en otras plantas, lo que no resultó de su agrado. Eso acarrearía un gran costo “social y económico” para toda la población de San Carlos y de Maldonado en general, estimó. 
“Los insumos para la planta se compran acá. Y está lo que nosotros consumimos en la zona también. Vamos a convocar a todo el espectro político y a los vecinos para defender esta planta que funciona acá hace más de 40 años”, destacó. Anunció que, con este fin, ya están convocando a una “asamblea abierta” para el próximo 1º de agosto.

Antía hablará con Conaprole

El intendente Enrique Antía, tambero y exfuncionario de Conaprole, también lamentó el anuncio del cierre de la planta y dijo que se reunirá próximamente con las autoridades de la cooperativa de productores de leche.
“Para nosotros es algo bien sentido. Yo soy productor. Es más: ingresé a trabajar con Conaprole el día que se inauguró esa planta, en el año 74”, recordó.
“Hay realidades para analizar a fondo. Yo le pedí una reunión al presidente de Conaprole, para la semana que viene para escuchar las razones técnicas de la decisión que han tomado”, dijo Antía a FM Gente. “No quiero hablar mucho más hasta que no tenga información. Es una medida que toma la empresa, que tendrá sus fundamentos. Es una lástima para Maldonado que esto pase. Tenemos unas 40 personas que tienen allí su fuente de trabajo; supongo que tendrán algún destino, porque es una empresa que continúa en el país”, indicó.
“No estábamos pensando que esto ocurriera. Fuimos a Montevideo a una reunión con productores y nos dijeron que era algo que se manejaba, aunque no que estuviera decidido. Este miércoles me enteré de la noticia y no es buena para Maldonado”, agregó.

Foto: conaprole.com.uy

Contenido publicitario