La Jefatura de Policía de Maldonado anunció que se cumplió una “exitosa operación anti-drogas”, que culminó con varias condenas y la desarticulación de dos sitios de comercialización de estupefacientes, uno ubicado en el barrio San Martín y otro en el centro de Maldonado, frente a la Junta Departamental.
En la últimas horas, la Justicia condeno a Ángel Sebastián Bon Mena, de 30 años por un delito de porte y tenencia de arma de fuego y municiones en lugares públicos, un delito de tráfico interno de arma de fuego y municiones y un delito de negociación de sustancias estupefacientes, todos en régimen de reiteración real entre sí, a la pena de dos años y 11 meses de penitenciaria.
También condenó a Héctor Adolfo Manzi Acosta, de 41 años y a Débora Natalia Pérez Ricardi, de 27 años, por un delito de negociación de sustancias estupefacientes a la pena de dos años de penitenciaría. Por el mismo delito fueron sentenciados Mauricio Alfredo Ramos Jaureguy, de 29 años, a la pena de 18 meses de prisión; y Michael Nicolás Domínguez Núñez, a dos años y un mes de penitenciaria.
Todos ellos poseen antecedentes penales.

Operativo
El lunes pasado la Policía se recibió denuncia anónima en la cual manifestaban que en la calle 18 de julio entre Juan Ledesma y Tres de Febrero, en un terreno baldío, vendían estupefacientes. De inmediato el personal de la Brigada Departamental Anti-droga comenzó a trabajar en el caso, realizando una ardua tarea de investigación.
El jueves, en horas de la noche, en momentos que personal de Guardia Republicana en moto realizaba patrullaje en jurisdicción de Seccional 6ta, avistó una moto en la intersección de las calles Isla de Flores casi Manuel Oribe. Era conducida por Bon Mena, ahora condenado, quien portaba entre sus ropas un arma de fuego calibre 9mm la cual había sido hurtada en el mes de noviembre a una funcionaria policial. También se le incautó un envoltorio de nylon conteniendo en su interior una sustancia de color blanca, posiblemente cocaína cocinada.
El sujeto fue detenido y puesto a disposición de la Justicia.
El mismo miércoles se allanan una vivienda abandonada en la calle 18 de Julio esquina Ledesma y se incautaron armas y drogas, entre otros objetos. También se detuvo a varias personas que estaban en el lugar y trataron de ocultar la droga que tenían en su poder, arrojándola dentro de un balde con agua, pero que luego fue recuperada.
Simultáneamente se realizó una inspección en la finca ubicada en Isla de Flores y Paysandú. En ese lugar también se realizaron varias detenciones. Algunas de las personas que estaban en el lugar intentaron descartarse de una balanza, dinero y estupefacientes, arrojándolos a una estufa casera existente en el lugar. De todas maneras, quedaron sobre una mesa una bolsa de papel, un celular y dinero.
Se informó, asimismo, que la investigación policial continúa para dar con el paradero de más implicados.

Contenido publicitario