bruni

 

Por el Dr. Jorge Bruni

Existen hechos que ocurren en el mundo, como también disidencias en la interna del Frente Amplio, el tema ANCAP es un claro ejemplo, que acaparan la atención de los medios de comunicación. Todo ello ha originado que aspectos trascendentes como las elecciones para elegir los Directores Sociales en el Banco de Previsión Social que se realizarán el 13 de marzo, apenas dentro de 70 días aproximadamente, no han adquirido la notoriedad que merecen. Y no es un hecho menor, ya que existen detrás de las mismas muchos aspectos relevantes que deben destacarse y que muchas veces no se perciben es su verdadera trascendencia Veamos sólo algunos de ellos..

 

FORTALEZA POLITICA INSTITUCIONAL En primer lugar, la fortaleza política e institucional que ha ido adquiriendo con el transcurso de los años el Banco de Previsión Social, aspecto en el que notoriamente ha influido la participación social en la Institución y la forma democrática de elección de los representantes sociales: trabajadores, empresarios, jubilados y pensionistas. No es común este hecho ni en la región ni en gran parte del mundo.

 

CIUDADADANÍA SOCIAL- PARTICIPACIÓN- DEMOCRACIA. En todo ello ha contribuido el desarrollo y profundización del concepto de ciudadanía social, esto es: el conjunto de derechos que las personas tienen como sujetos de la sociedad, que han ido evolucionando positivamente a través de la historia. Por un lado la ciudadanía civil vinculada a la libertad y los derechos individuales, que muchos lamentablemente identifican sólo con el derecho a la propiedad. Agreguemos los Derechos Sociales tales como el derecho al voto, a la organización social y política, al acceso a la educación. En definitiva a todos los que deriven del Estado de Bienestar. Se trata de una verdadera batalla cultural, concibiendo a esta última no sólo como condición necesaria para el progreso, sino además como un objetivo fundamental y a la vez herramienta esencial para ir transitando el largo proceso que, tiempo más, tiempo menos, nos llevará al goce profundo de los DDHH en su visión integral: políticos, sociales y culturales.

Hay mucha historia detrás de este concepto, en el cual indudablemente ha influido

la participación social, cuya primera experiencia arranca en 1896 ley Ciganda mediante, continuando en 1919 con la ley Carnelli, hasta consolidarse, en teoría en la Constitución de la República de 1967, y en la práctica a partir del 7 de octubre e 1992.

 

LEGITIMIDAD POLÍTICA. ¿Qué duda puede caber que los elementos que hemos ido mencionando, que no son todos por otra parte, constituyen las bases sustanciales que otorgan transparencia y legitimidad política ante la sociedad, gozando por ello nuestro país de gran prestigio internacional. Lo hemos comprobarlo personalmente, infinidad de veces.

 

SISTEMA DE RELACIONES LABORALES. Otro de los elementos sustanciales que otorga legitimidad política al sistema, es la existencia de un Sistema de Relaciones Laborales calidad basado en el Diálogo, que es fundamental por su influencia en la negociación colectiva bi, tripartita o cuatripatita, máxime en un país en el que las pasividades ajustan su monto por el Índice Medio de Salarios y no por inflación, como muchos conservadores pretenden. Considérese que ello surge de una disposición de la Constitución de la República. Por otra parte, la existencia de un buen sistema de Relaciones Socio laborales basado en el diálogo contribuye a la mejora de los salarios, entre otras muchas y variadas consecuencias positivas, las pasividades entre ellas.

 

POLÍTICAS PÚBLICAS. Pues bien. Siendo las elecciones para directores del BPS trascendentes, creemos que son necesarias Políticas Publicas a efectos de darle la importancia que revisten. Destaquemos que la participación en las mismas, no es consecuencia sólo de una simple convocatoria formal. Las abstenciones en algunas elecciones pasadas demuestran lo que estamos afirmando. De ahí nuestra convicción acerca de la necesidad de Políticas Pública a efectos de concientizar política y socialmente respecto de la importancia del acto electoral. Consideramos necesario que el Estado debe ser proactivo al respecto.

El propio sistema político debe promoverlas, lo que no significa que haya que partidizarlas. Todo lo contrario. No hacerlas sería un grave error, ya que estaríamos allanándoles el camino a los que no quieren realizarlas, sectores empresariales o políticos conservadores, que han llegado a expresar, tratando de fundamentar su rechazo, a expresar que las elecciones ¡ SON CARAS! ¡Insólito!

Obsérvese finalmente que muchas veces no se realizan elecciones porque existe un solo candidato para el sector de que se trate, el cual es elegido en la interna de los sectores por procedimientos democráticos que fijan las propias organizaciones. Ello suele suceder en el PIT- CNT y en el sector empresarial. Por otra parte, en el sector de jubilados donde seguramente habrá elecciones, hace apenas un mes el Congreso de la Organización Nacional de la ONAJPU, decidió mediante votación ampliamente mayoritaria que su representante a la elección del 13 de Marzo, fuera el actual Director Sixto Amaro.

A divulgar, aplicar, profundizar entonces, este hermoso ejemplo de consolidación de lo que hemos denominado ciudadanía social, con todos sus ingredientes.

Contenido publicitario