El jueves 14 de mayo, el presidente de la Asociación de Institutos de Educación Privada (AIDEP), Juan Carlos Noya, dijo en el programa matutino “Buen día”, de Canal 4, que la Asociación se reunió con autoridades de Primaria y desde allí se les dijo que deben tener como referencia el modelo de retorno a clase de las escuelas rurales: grupos reducidos, sin horario de tiempo completo, asistencia voluntaria, elementos de seguridad y distancia entre los alumnos. Noya dijo que los colegios asociados a AIDEP ya están trabajando en diferentes protocolos, que tendrán en común “un modelo en el que la virtualidad y la presencialidad convivan”. Por otra parte, se informó que en una conferencia que brindará hoy el presidente Luis Lacalle, se informará la fecha de vuelta a clases.
En una entrevista realizada días atrás, Claudia Domínguez, miembro del Consejo Directivo de Woodside School informó a Correo de Punta del Este que en la institución (asociada a AIDEP) trabajan en varios planes tentativos de vuelta a clases en las aulas, y coincidió con Noya, en que “la única manera posible es lo mixto”. “La vuelta va a ser semipresencial, y se va a sostener muchísimo en el trabajo con Plataformas, que se va a complementar con la presencialidad.” declaró.
La directora del colegio dijo que desde la institución se han analizado los protocolos de reapertura de las Escuelas Rurales, el Protocolo de Protección a los Funcionarios de la ANEP, Manual de Procedimiento de limpieza y desinfección de Centros Educativos de la ANEP, en función de eso, dijo, se están elaborando posibles escenarios de retorno a las aulas.

Educar a distancia
Domínguez explicó que en los dos meses que lleva la emergencia sanitaria en Uruguay, desde Woodside School se ha “evolucionado muchísimo en la implementación de la educación a distancia a través de la incorporación de variadas herramientas y la capacitación permanente del personal docente y equipo técnico”. En circunstancias mundiales que obligaron a que las aulas se volcaran a domicilio, las plataformas de Edmodo y Ceibal fueron los aliados principales. La directora dijo que desde este colegio del departamento, se logró llevar todos los programas a la educación a distancia, aunque “no es lo mismo, porque se pierde todo lo que es el contacto humano, que en el proceso de aprendizaje es irreemplazable, porque el aprendizaje es un momento en comunión con el otro”.
“La sociedad toda ha revalorizado el rol docente y los padres han enfrentado el gran desafío de acompañar a sus hijos en los procesos de aprendizaje. Eso también ha favorecido los vínculos intrafamiliares y con el colegio que ha apoyado de manera personalizada a las familias en el área técnica, pedagógica y desde el Departamento Sicológico”
“Volver va a ser importantísimo” dijo Domínguez, “fundamentalmente desde el área socio afectiva, que es donde todos estamos más afectados especialmente niños y docentes”. En la entrevista, Domínguez hizo hincapié en la importancia que ha tenido durante la pandemia, el acompañamiento familiar.
¿Van a perder el año escolar? ¨Nosotros y la gran mayoría de las instituciones no hemos perdido clases. Los docentes están haciendo todo lo necesario para que los alumnos sigan adelante y mantenemos un estricto registro de todo lo actuado y estamos en comunicación fluida con la Inspección de Anep. Los padres deben estar tranquilos “

Educación inicial
Para Domínguez, los alumnos de educación inicial fueron el gran desafío, porque lo fuerte de su proceso de aprendizaje está en la interacción y en el mano a mano, con los docentes y los compañeros. “La función socializadora de la educación inicial es fundamental, por eso ahí es donde vimos más desafíos, y donde los docentes tuvieron que esforzarse más” comentó la directora.
“Cuando crisis como esta suceden, se resalta lo que es esencial. Y ahora todo el mundo recuerda que la educación es importantísima. El diálogo y la comunicación fluida con las familias fue fundamental, eso también ha generado una confianza extra en el colegio de parte de los padres”.

Protocolo

El Consejo Directivo de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) acordó con la Coordinadora de Sindicatos de la Enseñanza del Uruguay (CSEU) un protocolo de protección para los funcionarios, que se pondrá en marcha una vez que se retomen las clases presenciales tanto en Primaria, Secundaria, UTU y Formación Docente.
Dentro de las medidas se encuentran: uso obligatorio de tapabocas para todos los funcionarios, alfombra sanitaria en centros educativos y oficinas, limpieza permanente de los servicios higiénicos y centros educativos. Además, se deberán establecer turnos de ingreso y salida para evitar aglomeraciones

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre