El magistrado en lo Penal de 4º Turno dispuso este miércoles la condena de un hombre de iniciales C.A.P.N. de 26 años de edad, como autor penalmente responsable de un delito de desacato por incumplimiento de medida cautelar en reiteración real con un delito de violación de domicilio agravado. El individuo debería cumplir 6 meses de prisión, con descuento de la detención sufrida, pero pasará ese período en régimen de libertad vigilada intensiva. Deberá residir en un domicilio específico y tendrá la prohibición de acercamiento y/o comunicación a la denunciante. Además se le colocará una tobillera electrónica.
La medida narrada fue impuesta por la justicia, tras varias detenciones del ahora imputado y su ex pareja, realizadas en la Unidad de Violencia Doméstica de Piriápolis.
En esas actuaciones fueron dispuestas por las autoridades judiciales medidas cautelares de prohibición de acercamiento del mismo hacia la víctima, las cuales no fueron respetadas. El hombre se presentaba en el domicilio de su ex pareja en actitud agresiva ingresando a la finca por la fuerza.

Contenido publicitario