El intendente Antía adelantó hoy, al momento de presentar un balance de sus tres años al frente de la IDM, que se ampliará el servicio de videovigilancia con la instalación de más de 350 nuevas cámaras en zonas que ya han sido identificadas. El jefe comunal señaló que seguirá adelante con esa inversión porque es “algo que va a quedar para Maldonado”, además de que también “favorece la llegada de inversores a los que les preocupa la seguridad en los lugares donde van a depositar su dinero”.
Las cámaras serán distribuidas en 85 puntos de la ciudad en los que se detectó su necesidad. Actualmente, la IDM destina entre 100 mil y 120 mil dólares mensuales al mantenimiento del sistema de seguridad que cuenta con más de 1.200 aparatos, que son monitoreados por efectivos del Ministerio de Interior.

Contenido publicitario