Columna de opinión: “El vice de Talvi”, por el Esc. José L. Rapetti Tassano

Ernesto Talvi propuso para acompañarlo en la fórmula presidencial del Partido Colorado a Robert Silva, conocido hombre de la docencia que integra el Consejo Directivo Central (CODICEN) de la ANEP. De inmediato surgió la duda de si Robert Silva, por integrar el CODICEN, órgano rector de un Servicio Descentralizado estaba inhibido o no de integrar la fórmula. La disposición del artículo 201 de la Constitución es absolutamente clara que “para poder ser candidatos a “Legisladores”, deberán “cesar en sus cargos por lo menos 12 meses antes de la fecha de la elección”; dice claramente “legisladores”, y la discusión se centra en si el Vicepresidente es o no un legislador. Atrás quedó la polémica en torno al caso de Raúl Sendic, donde se mezclaron los argumentos jurídicos con opiniones y las conveniencias políticas. Aquí solamente nos importa el aspecto jurídico que surge de la Constitución de la República.

La distinción clave

Entendemos que sólo en apariencia son funciones similares, pues el texto constitucional es claro en distinguir las situaciones de un Vicepresidente y las de los Legisladores (sean Senadores o Diputados). Una situación es la de la forma de acceder a la Vice Presidencia y otra diferente es la de ejercer una función legislativa. Es cierto que el Vicepresidente actuando como Presidente de la Asamblea General o como Presidente del Senado tiene voz y voto, artículo 94 inciso 2, y eso lleva a que desempeñe la función legislativa, por lo que podría confundirse con que se trata de un status de legislador para todas las instancias.

Para ser candidato a Vicepresidente hay requisitos e inhibiciones diferentes a los que tienen los legisladores, y eso lo determina la Constitución en varios artículos.

La forma de elección

El artículo 94 de la Constitución en su inciso primero dice “La Cámara de Senadores se compondrá de treinta miembros, elegidos directamente por el pueblo en un sola circunscripción territorial….” A esos 30 se le suma luego el Vicepresidente de la República, pero ya como presidente del órgano Senado, y es así que pasa a integrarse con 31 componentes. Ahí parece encontrarse en la función de legislador, pero lo será desde entonces y durante el tiempo que lo desempeñe. Para ser Diputado o Senador hay requisitos de edad, 25 y 30 años respectivamente, ser ciudadano natural o legal en ejercicio. Para Diputados la ciudadanía legal en ejercicio debe tener 5 años de antigüedad (art.90) y para los Senadores 7 años de antigüedad (art. 98), y no tener otras inhibiciones comunes a otros cargos electivos como condenas penales etc. Hacemos hincapié en la edad y en la posible ciudadanía legal. Los legisladores se eligen el último domingo de octubre cada 5 años, y la fórmula presidencial puede elegirse el último domingo de noviembre.

Para el vicepresidente

Se elige de un modo diferente a los Legisladores, y en una misma fórmula conjuntamente con el Presidente de la República, de conformidad con el artículo 151 de la Constitución. El artículo 150 determina el cargo y regula específicamente las funciones del mismo. El Vicepresidente de la República tiene requisitos diferentes a los legisladores para acceder a la postulación y al ejercicio del cargo.

El citado artículo 151 inciso 3 establece textualmente: “Sólo podrán ser elegidos los ciudadanos naturales en ejercicio, que tengan treinta y cinco años cumplidos de edad”. Son condiciones especiales para acceder a la postulación y por consecuencia al cargo; lo que no tienen los candidatos a Representantes Nacionales y a Senadores.

Queda claro que un ciudadano legal, no puede postularse en la fórmula presidencial, y sólo les está reservado a los ciudadanos naturales. En tanto que los legisladores no tienen esa exigencia de ciudadanía natural. El candidato a Vicepresidente tiene requisitos de accesibilidad que le son propios para su cargo. En esos requisitos para la postulación al cargo de Vicepresidente de la República, NO FIGURA EL CESE A DIRECTORIOS DE ENTES O SERVICIOS DESCENTRALIZADOS, COMO LO ESTABLECE EL ARTÍCULO 201 DE LA CONSTITUCIÓN. Otra diferencia entre el cargo de Vicepresidente y el de Legislador, es en cuanto a las dotaciones para Presidente y Vicepresidente, pues de conformidad al artículo 154 serán fijadas por Ley previamente a cada elección, y sin requerimientos de mayorías especiales para ello. Mientras que para los Legisladores “la asignación” será fijada por mayoría especial de dos tercios de votos de la Asamblea General, en el último período de cada Legislatura, para los miembros de la siguiente.

Queda así más claro aún el deslinde de una y otra situación, porque se accede a componer un órgano por vías y requisitos diferentes.

Convengamos además en la aplicación del artículo 332 de la Constitución de la República, que dispone que los preceptos de la Constitución que reconocen derechos a los individuos, así como los que atribuyen facultades e imponen deberes a las autoridades públicas, no dejarán de aplicarse por falta de la reglamentación respectiva, sino que ésta será suplida, recurriendo a los fundamentos de leyes análogas, a los principios generales de derecho y a las doctrinas generalmente admitidas. Entre los principios generales de derecho es aplicable el de que cuando el sentido de la ley es claro, no se desatenderá su tenor literal, a pretexto de consultar su espíritu, ni que se restringirá ningún derecho que no esté expresamente previsto en la norma. Las prohibiciones a la libertad deberán en todo caso ser explícitas y de interpretación restringida, no pueden extenderse por analogía.

Por tanto en el caso de Robert Silva, sin norma prohibitiva, no puede negársele su postulación por interpretaciones no fundamentadas en Derecho.

Es claro que Robert Silva puede ser candidato a Vicepresidente de Ernesto Talvi por el Partido Colorado.

Contenido publicitario