liogorleroEl expresidente de la Cámara Empresarial de Maldonado, Marcelo Antonini, lamentó ante micrófonos de FM Gente la calidad del servicio de emergencias 911 al que debió apelar, infructuosamente, cuando delincuentes armados ingresaron a su comercio de Camino Lussich.

El hecho ocurrió este martes, poco antes de las nueve de la noche, cuando dos delincuentes ingresaron a su minimercado, amenazaron a los presentes con un arma y se llevaron 32 mil pesos. En total, los sujetos estuvieron cuatro minutos dentro del local. Antonini dijo que en ese momento se encontraba en su oficina, cerca de la caja en la que se instalaron los ladrones, que apuntaron a la cajera y al hijo del empresario para exigir el botín. El comerciante dijo que marcó el 911 para solicitar ayuda, pero sólo escuchó música de espera.
“Nunca me atendieron. Es la parte que más me indignó, porque es un servicio publicitado por todos lados y que en ese momento tan importante no den respuesta es decepcionante”, comentó. Asimismo, recordó que durante su gestión al frente de la Cámara Empresarial había planteado al jefe de Policía, Juan Daniel Balbis, que el servicio no estaba funcionando correctamente. “No sé por qué queda esa musiquita, pero es un servicio que tendría que estar full time. Uno no puede salir en esos casos a la calle a ver si pasa un patrullero”, agregó.
Sin embargo, eso fue justamente lo que hicieron los encargados del comercio apenas los rapiñeros se retiraron. Un patrullero pasaba casualmente por la zona y le ofrecieron apresuradamente algunos datos de los desconocidos, pero fue imposible ubicarlos, refirió.

Mal momento

Aunque se mostraron nerviosos, porque se había caído el sistema y la caja registradora demoraba en abrirse, los ladrones pudieron llevarse 32 mil pesos. Pero el comerciante estimó que el dinero no era lo importante. “En ese momento uno no piensa en eso, sino en que se vayan rápido y en esos cuatro minutos que fueron una eternidad. Amenazaban a mi hijo y yo no podía hacer nada porque si salía podía desatar un problema mayor. Uno no sabe cómo van a reaccionar los tipos que vienen decididos a robarte. Es un momento que no le deseo a nadie”, señaló.
Antonini dijo que su local tiene elementos de seguridad y que los delincuentes quedaron registrados por las cámaras de seguridad, pero será difícil identificarlos porque estaban “cubiertos hasta los ojos”.
El comerciante invitó a sus colegas a adoptar medidas semejantes y comentó que alguna vez pensó en comprar un arma para defenderse, cosa que finalmente descartó. “Tal vez la uso y cometo un error o desato un tiroteo o algo que no pueda olvidar nunca más en mi vida”, refirió.

Eran menores de edad y robaban

La magistrada en lo Penal de Décimo Turno de Maldonado dispuso el inicio de sendos procedimientos como adolescentes infractores a un adolescente de 13 años y a otro de 16 años de edad, por la presunta comisión de tres infracciones graves en calidad de autores, así calificados por el Código de la Niñez y la Adolescencia (CNA) y como tres delitos de Hurto en Reiteración Real, en el Código Penal.

Los menores -se lamenta informar que no existen muchos sinónimos ni eufemismos para esta palabra- fueron atrapados después de que la Policía de la subcomisaría de San Rafael recibiera una denuncia de hurto de parte de los ocupantes de una finca ubicada en calle Tomas Aquino, de donde sustrajeron un contador de agua y cuatro arañas de bronce.
Momentos después los efectivos detuvieron a los jóvenes y los inspeccionaron delante de sus responsables. Ambos llevaban un celular, 10 canillas de bronce, una llave de paso de contador y dos contadores, entre otros efectos. Todos los objetos habían sido sustraídos en robos que habían sido denunciados ante la Policía.

Los jóvenes deberán presentarse en el Centro La Estación de INAU, por el plazo de sesenta días, para someterse a un abordaje multidisciplinario.

Robó U$S 3.600 y cayó enseguida

Un muchacho de 18 años y otro de 16 fueron detenidos este miércoles por efectivos de la seccional sexta de Maldonado Nuevo poco después de que uno de ellos asaltara un comercio ubicado en la esquina de la calles y y 12, de donde se alzó con la suma de U$S 3.600 además de varios encendedores y cigarrillos.

La magistrada actuante dictaminó el procesamiento sin prisión bajo caución juratoria de joven de iniciales C.M.R.M., de 18 años de edad, por la presunta comisión de un delito de Receptación en calidad de autor. Como medida sustitutiva le impuso el arresto domiciliario nocturno por el lapso de 90 días. La jueza también
dispuso el inicio de un proceso como Adolescente Infractor al joven de 16 años de edad, por la presunta comisión de una Infracción grave en calidad de autor, así calificada por el CNA como Un Delito de Hurto en el CP. Como medida cautelar, el adolescente deberá guardar arresto domiciliario total con el correspondiente abordaje multidisciplinario por el lapso de 60 días.