Dentro de pocas semanas se concretará la demolición de dos monumentos construidos sobre la rambla Lorenzo Batlle Pacheco, uno distante del otro unos novecientos metros. El primero es la magnífica casa “Loma Verde”, que habitó una familia de industriales argentinos, los Kaplán, en la parada 14. El segundo es el viejo edificio del hotel San Rafael, en pie desde hace 70 años.
Operarios de una empresa contratada por sus actuales dueños comenzaron con las tareas de demolición de la conocida mansión. Desde las primeras horas de este lunes, los operarios de una empresa constructora local desembarcaron en el lugar; primero tendrán la tarea de demoler la finca y luego procederán a limpiar el predio para dejarlos sin escombros y desechos.
Las tareas de demolición fueron precedidas del retiro de una gran cantidad de muebles, electrodomésticos y otros efectos que engalanaban la vivienda.
Una vez retirados estos elementos, los operarios comenzaron el lunes a desmontar las aberturas de cada uno de los grandes ventanales, tanto de los dormitorios como de los salones. Se trata de una madera de gran calidad que soportó como si nada los avatares del salino ambiente que caracteriza al lugar. El retiro de las aberturas llevó el lunes y el martes.
El retiro de estos elementos dará paso en los próximos días a la demolición de las diversas plantas de la vivienda. No trascendió si en este caso se apelará a los golpes de una enorme bola de hierro unida a una cadena manejada por una máquina pesada o si, por el contrario, se emplearán explosivos.

Contenido publicitario