Complicado panorama judicial enfrenta el futbolista Nicolás Schiappacasse

Uno de los efectivos actuantes en el operativo observó como el jugador efectuó lo que fue definido como “una actitud evasiva y sospechosa” al intentar esconder un bulto que llevaba en sus manos

La pistola es una Smith & Wesson modelo 916, Nro TZC5165, 9mm, color negro, con 8 cartuchos en su cargador.

Un complicado panorama judicial enfrenta el jugador Nicolás Javier Schiappacasse Oliva, oriental, soltero de 23 años, quien, en la tarde de este jueves fue detenido con una pistola Smith & Wesson modelo 916, Nro TZC5165, 9mm, color negro, con 8 cartuchos en su cargador. El jugador enfrenta la imputación de varios delitos, entre ellos: tenencia ilegal de armas, porte ilegal de armas, tráfico ilícito interno de armas, tráfico ilícito interno de municiones.
Schiappacasse se dirigía hacia el este en un vehículo conducido por un sujeto identificado como E.L.M.L., oriental de 22 años y poseedor de antecedentes penales. En el mismo vehículo, en el asiento de atrás se encontraban las mujeres identificadas como R.B.S.V oriental, soltera de 18 años y L.B.P.M, oriental, de 22.
Los cuatro viajaban hacia el este con destino el Campus Municipal de Maldonado para presenciar el encuentro clásico entre Peñarol y Nacional. En la zona del puesto de peaje Solís el automóvil fue detenido por los efectivos policiales desplegados en el lugar en el marco del operativo de seguridad montado por el clásico encuentro. Uno de los efectivos actuantes en ese puesto de control observó como el acompañante que viajaba en el asiento delantero efectuó lo que fue definido como “una actitud evasiva y sospechosa” al intentar esconder un bulto que llevaba en sus manos. El mismo policía le preguntó qué había en el bulto. “Es solo un buzo”, respondió Schiappacasse. Desconfiado, el policía tomó el buzo. En el interior de este, escondida, se encontraba una pistola “Smith & Wesson” modelo 916, número de serie TZC5165, calibre 9mm, de color negro y con ocho cartuchos vivos en su cargador.

Encargue
El jugador confesó al policía que se trataba de un encargo, que se la habían dado para entregarla a la hinchada de Peñarol. Aseguró, además, que debía ingresarla al estadio del Campus Municipal de Maldonado pero que no conocía la identidad de quien la estaba esperando. El conductor del automóvil tiene antecedentes por delitos de narcotráfico y, además, tenía una pastilla en su poder para consumo propio.
En el momento los cuatro fueron puestos a disposición de la fiscal de 4º turno Carolina Dean quien ordenó la detención de todos ellos. La titular de la acción penal ordenó que los tres acompañantes del jugador sean indagados en sede policial, de acuerdo a lo establecido en el artículo 61º del Código de Proceso Penal. El citado artículo establece: “ (Declaraciones voluntarias del indagado ante la Policía).- La autoridad administrativa podrá interrogar autónomamente al indagado informándole previamente de sus derechos, a los efectos de constatar su identidad y para realizar averiguaciones, investigar, obtener evidencias y aclarar el presunto delito. Atento a lo que resulte de las averiguaciones, investigación y las declaraciones voluntarias del indagado, se procederá a ponerlo a disposición para que declare ante el fiscal.
Además, fue confeccionada el acta correspondiente a los policías actuantes en el caso, el relevamiento del arma por parte de Policía Científica realice la pericia correspondiente del arma de fuego incautada en el operativo y que se examine la pastilla incautada al conductor. Luego, la Policía deberá notificar de estas actuaciones a la misma fiscal.

Foto: Policía Caminera