Con la llegada del buque “Seven Seas Mariner” dio comienzo la temporada de cruceros

Entre tripulantes y pasajeros transporta a un millar de personas, muchas de la cuales bajaron en el puerto de Punta del Este

El “Seven Seas Mariner” tiene bandera de conveniencia expedida por Bahamas. Foto: gentileza: @drone.puntadeleste

El buque “Seven Seas Mariner” fondeó en las primeras horas de la mañana de este miércoles en la bahía de Maldonado dando así inicio a la temporada de cruceros 2022-2023.
Este barco había partido a las 21:57 del pasado 2 de diciembre del puerto argentino de Ushuaia y luego de casi cinco días de navegación, fondeó en la bahía de Maldonado.
El “Seven Seas Mariner” tiene bandera de conveniencia expedida por Bahamas y fue construido veintiún años atrás. Tiene una eslora de 216 metros, una manga de 28,84 metros y un calado 7,1 metros. Desplaza 48075 toneladas. Su base es la ciudad de Nassau. Entre tripulantes y pasajeros, el “Seven Sear Mariner” transporta a un millar de personas, muchas de la cuales bajaron ayer en el puerto de Punta del Este.
El barco es propiedad de la armadora de cruceros “Regent Seven Seas Cruises” con sede en la ciudad de Miami.

Llegada
Desde el momento en que la lancha de pilotaje, Palmira 1 transfirió al práctico a bordo del crucero, hecho registrado al suroeste de la isla de Gorriti, la ciudad de Punta del Este inició la temporada de cruceros, algo que no ocurría desde las temporadas 2020-2021 y 2021-2022 producto de la pandemia de coronavirus que estalló a fines del 2020 en todo el mundo y en nuestro país a partir del viernes 13 de marzo de 2020.
La zona portuaria del balneario se llenó de unidades del transporte interdepartamental de pasajeros para llevar a los pasajeros por diferentes paseos en la zona. También una empresa llegó al lugar con una gran cantidad de bicicletas para entregárselas a los pasajeros. “Volvimos a laburar”, exclamó uno de los prestadores de servicios presentes en el puerto ofreciendo su propuesta a los pasajeros. “No sé si engancharé algo, pero luego de dos años muy complicados volvemos a trabajar”, dijo José quien no ocultó su emoción por el momento.
Algo parecido ocurrió en el agua con las lanchas de tráfico de la zona. La ley de cabotaje obliga a las agencias de estos grandes barcos a emplear embarcaciones de pabellón nacional para el desembarque y embarque de pasajeros y tripulantes cuando llegan a aguas jurisdiccionales uruguayas.

Más cruceros
Dentro de cuatro días, el 11 de diciembre, arribará a la bahía de Maldonado el buque “Costa Fortuna” procedente de Montevideo y con destino a la ciudad de Buenos Aires. Al caer la tarde de la víspera, el Costa Fortuna navegaba a más de veinte nudos de velocidad a la altura del balneario brasileño de Florianópolis, unas 571 millas náuticas al noreste de Punta del Este. Este buque llegará al puerto de Buenos Aires a las 21.18 del próximo 8 de diciembre. Luego de pasar la noche en en la capital argentina, pondrá proa a la Bahía de Maldonado.
Al día siguiente, el 12 de diciembre, el “Seven Seas Mariner” regresará a la bahía de Maldonado procedente del puerto de Montevideo. Luego de permanecer algunas horas, partirá al puerto brasileño de Río Grande del Sur.
Con estas operaciones dará comienzo la actividad de los cruceros que operarán en el Atlántico Sur en el verano austral y que tendrá, en el caso de la bahía de Maldonado, unas sesenta escalas.
La actividad de los cruceros se prolongará hasta el viernes 7 de abril de 2023 cuando el Celebrity Infinity cierre la temporada, que tendrá cuarenta y siete días de actividad.

Vuelta a la bahía
Esta temporada se da el regreso de los cruceros luego de dos veranos sin actividad ya que en la temporada 2020/2021 y en la 2021/2022 no se registró ninguna operación de este tipo salvo alguna llegada accidental a la bahía de Maldonado. La actividad de los cruceros fue cerrada a cal y canto a partir del 13 de marzo de 2020 cuando la pandemia de coronavirus impactó en el Uruguay. La decisión del gobierno se mantuvo para la siguiente temporada, y en la anterior, la actividad fue restringida luego de que la autoridad sanitaria brasileña impidiera que los cruceros pudieran navegar fuera de aguas jurisdiccionales del vecino país.
El impacto de dos temporadas sin cruceros en la bahía de Maldonado generó cuantiosos perjuicios para los empresarios y trabajadores que prestan sus servicios en el turismo receptivo del departamento. El impacto fue muy grave en las empresas de pabellón nacional que prestan servicios de desembarco y posterior embarque de pasajeros y tripulantes de estos enormes barcos. En tierra firme el impacto fue muy grave en los propietarios de empresas de city tours, de taxímetros y de remises, entre otros.
Durante el verano se registrarán treinta y tres escalas con un crucero en la bahía, otros doce días con dos cruceros fondeados en la bahía, dos días con tres cruceros. En tres escalas los barcos permanecerán más de un día en la bahía de Maldonado.

MSC
La compañía Mediterranean ShippingCompany operará sus buques MSC Armonía, MSC Fantasía y MSC Preziosa. El primero de sus barcos en llegar a la zona será el MSC Armonía que en la pasada jornada se encontraba a 6196 millas náuticas del puerto de Punta del Este. Este barco navegaba a la altura del puerto de El Pireo en Grecia. Los buques de la armadora MSC son de los de mayor tamaño con esloras (largo) de 275 metros, mangas (ancho) de 29 metros y un desplazamiento total de 655422 toneladas brutas.

Otros
El “Celebrity Infinity llegará a la bahía de Maldonado el 23 de diciembre próximo proveniente del puerto de Montevideo. Es de los más grandes con 294 metros de eslora y 32 metros de manga. Otro de los cruceros es el “Azamara Porsuit” que ayer navegaba en el Mar Mediterráneo.

No más zambullidas
De acuerdo a la información proporcionada en las últimas horas por el Ministerio de Turismo, el muelle de la parada 3 de la playa Mansa será empleado por los tendersde los cruceros de la línea Mediterranean Shipping Company durante la próxima temporada. No solo los tenders de cada buque operarán en el citado muelle, también lo harán las embarcaciones de Pabellón Nacional que por ley de cabotaje tienen derecho a trasladar los pasajeros desde y hacia los buques. El muelle fue construido en 1949 y concesionado al Club de Pesca de Punta del Este. Años atrás fue concesionado a la empresa MSC para el desembarque y embarque de pasajeros y tripulantes. Para esto, la empresa acondicionó al muelle y pagó una suma de dinero por concepto de canon