Concesionaria de Canal 7 deberá pagar los derechos por el uso ilícito de la imagen de Jorge Traverso

Sin embargo, la SCJ desestimó el reclamo en reparar el daño patrimonial sufrido por la contravención de los derechos de autor respecto del programa “Hablemos”

La Suprema Corte de Justicia condenó a la empresa concesionaria de la frecuencia Canal 7 de Maldonado a pagar los derechos por el uso ilícito de la imagen del periodista Shubert Pérez, conocido por su nombre artístico, Jorge Traverso. El ex presentador de noticias del informativo Subrayado, de Canal 10 Saeta, interpuso una demanda por la contravención a los derechos de autor respecto del programa “Hablemos”, emitido por Saeta Canal 10.
La Suprema Corte de Justicia acogió de forma parcial el recurso de casación interpuesto por Shubert Pérez por el uso de su imagen, aunque desestimó el reclamo del conductor en reparar el daño patrimonial sufrido por la contravención de los derechos de autor respecto del programa “Hablemos”. Pérez reclamó que SAETA autorizó la retransmisión de los programas referidos en autos a Canal 7 y TCC sin consentimiento expreso del accionante y, por tanto, sin ninguna contraprestación por los derechos de imagen y de autor. El reclamante sostuvo que la utilización no autorizada implica un uso indebido de la imagen del compareciente, así como una vulneración a sus derechos de autor.

Posiciones de los jueces
A la hora de fallar, los ministros de la SCJ Elena Martínez, Eduardo Turell, Tabaré Sosa Aguirre y el redactor Luis Domingo TOSI consideraron que no pueden ser revisados en casación los puntos sobre los que existen dos pronunciamientos coincidentes en ambas instancias de mérito, sin discordias
Bernadette Minvielle, sostuvo en una posición más amplia sobre los requisitos de admisibilidad del recurso, que entiende que siempre que el Tribunal de segunda instancia revoque en forma total o parcial la sentencia de primera instancia o que la confirme, pero con discordia, la sentencia, en su integralidad, es pasible de ser revisada en casación. “Hablemos” es una obra audiovisual, que se emite por televisión y es producida por SAETA. En el caso la explotación del programa “Hablemos” le corresponde al productor, esto es, a SAETA
SAETA, en su calidad de cesionaria de los derechos patrimoniales, queda investida de la titularidad del derecho a modificar o alterar la obra, así como autorizada a decidir acerca de su producción. Ello determina que resulte plenamente lícita, a juicio de la Corte, la retransmisión del programa “Hablemos” en TCC y Canal 7, autorizada tanto por la norma legal como por el convenio referidos, por lo que no se advierte la existencia de violación a los derechos de autor del accionante.
En consecuencia, no corresponde indemnización alguna por tal concepto en favor del actor, ni tampoco procede el pago de la multa prevista en el art. 51 de la Ley No. 9.739. La Corte procederá a fijar las bases para la determinación del daño patrimonial por concepto de uso ilícito de la imagen del actor, en virtud de la retransmisión del programa “Hablemos” en los canales 7 de Maldonado y 20 de TCC.
En suma, corresponde avaluar la condena por violación del derecho de imagen del actor, a partir de las siguientes bases, a saber: a) se deberá tomar en cuenta el valor establecido en los convenios colectivos; b) se deberá considerar el promedio del valor correspondiente a un trabajador de categoría similar al actor por el período reclamado; c) se deberá estimar el precio por derecho de imagen en un 30% del valor global previsto en el convenio para esa categoría de trabajador; d) las sumas deberán ser reajustadas desde la fecha en que hubiera correspondido cada uno de los pagos; y e) los intereses se computarán desde la fecha de la demanda.

Contenido publicitario