La magistrada Letrada de 1er. Turno de San Carlos dispuso este lunes la condena de un hombre de iniciales B.E.P.A. de 23 años, por la comisión de un delito de violencia doméstica agravado, en reiteración real, con un delito de desacato agravado, a la pena de ocho meses de prisión, que se cumplirá de la siguiente manera:

Seis meses de prisión domiciliaria total que cumplirá en domicilio fijado, y dos meses de libertad vigilada. Se le impusieron las siguientes condiciones: a) residir en un lugar determinado donde sea posible la intervención de la O.S.L.A.; sujeción a la orientación vigilancia permanente de la referida oficina; presentación una vez por semana, en la Seccional Policial de su domicilio constituido.

El hombre fue condenado después de que fuera denunciado por su expareja, quien lo acusó de reiterados hechos de violencia, con agresiones verbales y amenazas.

Contenido publicitario