Condenados y formalizados por violencia doméstica

En uno de los casos, un hombre estará seis meses en prisión por haber agredido a una de las hijas de su pareja

En el mes de julio la policía recibió un llamado en el que se alertaba sobre un problema de violencia doméstica en una casa del balneario Buenos Aires. Los efectivos que llegaron al lugar se entrevistaron con una mujer quien los puso al tanto de la situación: su pareja, un hombre de iniciales J.N.P.V. de 27 años, había agredido a una de sus hijas quien debió ser asistida en un sanatorio local donde quedó internada en observación.
Luego de informadas, las autoridades judiciales dispusieron pericias varias, medidas cautelares de prohibición de acercamiento hacia la denunciante y las menores y la colocación de una tobillera electrónica al agresor.
Realizada la instancia en el Juzgado Penal de 2° Turno Especializado de San Carlos, fue dispuesta la condena de J.N.P.V. como autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravado en concurso formal con un delito de lesiones personales, a la pena de dieciocho meses de prisión, a cumplirse de la siguiente manera, seis meses de privación de libertad de cumplimiento efectivo. Los restantes doce meses se sustituirán por el régimen de libertad a prueba debiendo cumplir las siguientes obligaciones: A) residencia en un lugar determinado, B)sujeción a la orientación y vigilancia permanentes de la OSLA, C)una vez finalizada la obligación anterior, se acuerda la obligación de mantenerse en su domicilio desde las 23 hasta las 06 horas durante los siguientes doce meses, D)presentarse una vez por semana en la seccional policial correspondiente al domicilio fijado: E)prestación de servicios comunitarios, por dos horas semanales durante tres meses, F)medidas de prohibición de acercamiento y/o comunicación respecto de la víctima por todo el plazo de la condena. También deberá hacerse cargo de resarcir a la víctima con un monto equivalente a doce ingresos mensuales o en su defecto doce salarios mínimos, sin perjuicio de su derecho a seguir la vía procesal correspondiente para obtener la reparación integral del daño.

Formalizado
Por otra parte, el pasado 23 de setiembre, efectivos de la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y de Género de Maldonado recibieron a una mujer que denunció a un familiar por agresiones físicas. Se trataba de D.M.P.G. de 29 años, para quien la justicia dispuso prohibición de acercamiento a la denunciante. También fue obligado a retirar sus efectos del domicilio y deberá usar un dispositivo de monitoreo electrónico, entre otras disposiciones.
Luego de haberle impuesto las medidas cautelares la policía constató varios incumplimientos. Por ejemplo, el hombre no cumplió con la zona de exclusión que se le había impuesto, por lo que fue detenido.
Finalizada una instancia en el Juzgado Penal de 1er. Turno Especializado de San Carlos fue dispuesta la formalización de D.M.P.G. por la presunta comisión de un delito de retiro o destrucción de medios o dispositivos electrónicos en calidad de autor y se dispuso como medida cautelar su prisión preventiva por el plazo de 60 días con vencimiento automático, salvo nueva disposición en contrario.

Violencia doméstica agravada
Por último, en el mes de agosto una mujer solicitó la presencia policial en un comercio de balneario Playa Hermosa de la ciudad en Piriápolis adonde D.E.B.M. de 46 años había entrado por una ventana y había amenazado con un arma blanca. Afortunadamente, la mujer logró escapar y pedir ayuda en un comercio cercano desde donde llamó al 911.
La señora fue trasladada a la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género donde explicó a los agentes lo sucedido. Estos pusieron a la justicia al tanto de la situación y se dispuso la detención del agresor que no se concretó en ese mismo momento ya que el hombre se había ido a Canelones. Cuando finalmente lo detuvieron le fueron impuestas medidas cautelares con prohibición de acercamiento hacia la denunciante hasta que se cumpliera la instancia judicial que se llevó a cabo hace unos pocos días.
Allí, fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de violencia doméstica agravado, a la pena de quince meses de prisión que se sustituirá por el régimen de libertad a aprueba debiendo cumplir con varias obligaciones.