La jueza Penal de 11° turno envió a un sujeto de nombre José Eduardo Carrera Rodríguez, de 30 años, poseedor de antecedentes penales, a cumplir la pena de seis años de prisión. Fue hallado autor penalmente responsable de un delito de porte de arma de fuego en lugares públicos, en concurrencia fuera de la reiteración, con un delito de rapiña especialmente agravada en reiteración real, con otro delito de porte de arma de fuego en lugares públicos en concurrencia fuera de la reiteración, con otro delito de rapiña especialmente agravada.
El pasado 27 de febrero se cometió una rapiña en un comercio ubicado en las calles Bonilla y Neve del B° San Gabriel, al que ingresó un individuo y mediante amenazas con arma de fuego sustrajo la recaudación, que ascendía de 3.000 pesos uruguayos; luego se retiró en moto con otro individuo.
Dos días más tarde hubo otra rapiña en una pizzería del mismo barrio. Al concurrir el móvil al lugar se recabó información y se concluyó que podía haber participado el mismo autor del hecho anterior, ya identificado por el personal policial actuante. En este caso, mediante amenazas con arma de fuego el sujeto hurtó 2.500 pesos uruguayos.
El día 3 de este mes se recibió la información de que el ahora imputado se encontraba en una finca del Barrio Cerro Pelado, por lo que personal del Área de Investigadores del Distrito II concurrió a detenerlo. Una vez efectuadas todas las actuaciones correspondientes, el hombre fue sometido ante la justicia con el resultado de marras.

Violencia doméstica y desacato
El juez Penal de 4º turno dictó sentencia definitiva en un proceso abreviado para un hombre de 38 años, condenado por un delito de violencia doméstica agravada en reiteración real con dos delitos de desacato agravado. Lo condenó a la pena de 14 meses de prisión con descuento de la medida cautelar cumplida en régimen mixto: 3 meses de prisión efectiva que se cumplieron con la medida cautelar cumplida, el saldo de pena libertad vigilada, prohibiciones, monitoreo, arresto domiciliario total de 3 meses y el arresto domiciliario nocturno de 22 a 6 horas.
El individuo había sido denunciado por su expareja por violencia doméstica y se le impusieron medidas cautelares. Luego había sido formalizado por la justicia competente.