sancarlosUn hombre de 49 años de edad, poseedor de antecedentes penales, perdió los estribos por un nimio intercambio con otro conductor y le disparó un par de chumbos con una pistola de aire comprimido. El lesionado la sacó barata, pero el iracundo agresor fue enviado a prisión.

El hecho tuvo lugar este domingo 28, cerca de las cuatro y media de la tarde. Tras una llamada de aviso al 911, una dotación perteneciente al Cuerpo de Radio Patrulla se trasladó a una esquina de la venida Aiguá donde había un hombre lesionado. El individuo narró a los efectivos que circulaba en su moto llevando como acompañantes a su esposa y su hijo menor de edad cuando al llegar a los semáforos dio paso a una ambulancia que iba con sirenas abiertas. Asimismo, dijo al conductor de una camioneta que hiciera lo mismo, lo que parece haberle molestado. En efecto, unos momentos después, el individuo se le aproximó y le efectuó dos disparos con un arma de aire comprimido sobre la pierna izquierda.
La información recabada fue diseminada rápidamente entre los móviles policiales, de modo que la camioneta fue localizada. En ella viajaba un hombre de 49 años junto a dos jóvenes de 17 y 18 años. La pistola de aire comprimido fue entregada posteriormente por un tercero.
Elevadas las actuaciones policiales, en la tarde de este lunes la magistrada en lo penal de Décimo Turno dictaminó el procesamiento con prisión de Pablo Roberto Nández Monfermozo, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de un delito de Lesiones Personales. Otro detenido fue liberado.

El fiambre

El mismo día, a solicitud de la Mesa Central de Operaciones, efectivos de la Seccional Sexta concurrieron a la calle Sanabria casi Bergalli donde fueron vistos dos sujetos que cargaban al hombro un objeto aparentemente robado.
Cuando la Policía los detuvo se percató de que portaban una máquina cortadora de fiambre de tipo industrial así como dos armas blancas entre sus ropas, por lo que fueron rápidamente derivados a la comisaría del barrio.
Realizadas las averiguaciones pertinentes se pudo determinar que ambos sujetos pernoctaban en un local comercial ubicado en inmediaciones de la calle Carlos Anaya, de donde habían retirado el aparato. Más tarde, el propietario del local reconoció como de su propiedad el efecto recuperado y radicó la denuncia correspondiente.
Los detenidos fueron sometidos a la magistrada de la Sede Penal de Décimo Turno, quien determinó el procesamiento con prisión de Enrique Daniel Gonzáles Vera, de 33 años de edad, poseedor de antecedentes penales, por la presunta comisión de “un delito de Hurto”. Su acompañante quedó en libertad.

A prisión

Por otra parte, la Jefatura de Policía dio cuenta del procesamiento con prisión del individuo que fuera detenido días atrás cargando armas y drogas. Se trata del sujeto de iniciales C.E.G.R., de 25 años, quien fue acusado de la presunta comisión de “un delito de Suministro de Sustancias Estupefacientes a Título Oneroso”.

Este hombre fue interceptado en continuación Solís y Lavalleja en horas de la madrugada, cuando se desplazaba en una moto cargando una mochila con material comprometedor, por ejemplo, más de un kilo de marihuana, unos 36 gramos de cocaína, una balanza digital, un revólver calibre 38 marca “Colt”, con 6 cartuchos vivos, otro marca Taurus calibre 38, con 6 cartuchos vivos el cual era portado en la cintura por el detenido, seis cartuchos calibre 38 y tres calibre 32.

Aguantadero eléctrico

Varias decenas de viviendas del barrio Cantegril se quedaron sin energía eléctrica este lunes en la noche a causa de un delincuente que había elegido una subestación de UTE para establecer su guarida. Según informó FM Gente, todo ocurrió cuando la Dirección de Investigaciones de la Jefatura realizó un operativo para detener al individuo, que guardaba en la construcción numerosos efectos que había robado en los alrededores. Para que la Policía pudiera proceder, la UTE debió cortar la energía a todo el barrio.

Contenido publicitario