Hablando en un encuentro de frenteamplistas realizado por el comité de Base Eduardo Mondello de Piriápolis, la senadora Constanza Moreira, líder del sector Casa Grande, comparó lo que ocurre en Maldonado, bajo la administración Antía con la situación política de los vecinos norteños. “Siempre hablo de lo que pasó con Michel Temer en Brasil y lo que significó para la izquierda. Pero no tenemos que ir hasta allá, porque Maldonado es Brasil, instalado en el territorio uruguayo. Maldonado es nuestro Brasil”, dijo la legisladora.
El grupo del comité Mondello se reunió el pasado jueves en un restaurante; al ágape concurrieron unas 90 personas, incluido el intendente de Montevideo, Daniel Martínez y la diputada Ivonne Passada. Un resumen del evento fue ofrecido este fin de semana por La Diaria de Montevideo.
Según la publicación, Moreira estimó que la comparación entre Brasil y Maldonado es válida por “la corrupción y la opacidad de las políticas públicas”. “Maldonado representa lo que pasa cuando el FA se va del gobierno y llega una bomba conservadora, con sus despidos, con sus Cambio Nelson. Maldonado es el capitalismo salvaje de Uruguay, con sus movimientos de población, sus desigualdades, sus asentamientos, su violencia”, enumeró.

Recargado
En tanto, consultado por el matutino, el ex intendente Oscar de los Santos admitió que el FA de Maldonado todavía no ha evaluado la derrota de 2015. “Creo que hay una multicausalidad. Me endilgan que participé poco en la campaña, creo que las causas son más profundas y, aunque me hubiera parado todo el día a militar, tampoco ganábamos. No todos nos hicimos cargo de lo que hicimos, creo que no todos sentimos que ese gobierno era nuestro”, estimó.
Asimismo, coincidió en que la administración de Antía representa la “expresión más bestial” de la derecha, por lo que representa en materia de “concentración, falta de transparencia y utilización del aparato del Estado”. “Pensé que Antía iba a venir más moderado, pero me equivoqué. Es un Antía recargado y sin maquillajes. Vino recargado a defender los mismos intereses, a darles excepciones a las mismas empresas, generando los mismos blindajes mediáticos”, indicó.
Por otra parte, admitió que el FA no ha logrado “generar un bloque monolítico de fuerzas”. “En algunos temas ni siquiera hemos llegado a consensos en la Junta Departamental. Antía tiene la cancha libre gracias a nosotros, que seguimos teniendo grandes dificultades”, señaló. “La pregunta que tenemos que hacernos es si nos sentimos estimulados para construir un proyecto que le dispute a Antía [en 2020]; hoy creo que intelectualmente estamos lejos de eso. Tenemos que preguntarnos para qué queremos ganar, no se trata de ganar por ganar.

Contenido publicitario