iphone 993

En el 2013 se construyeron 81 torres en Punta del Este. En el 2015 fueron 31. Cincuenta edificios menos, lo que representa una caída del 62 por ciento en apenas dos años en la construcción de edificios en altura, la actividad que genera más puestos de trabajo en la industria de la construcción.

“A partir del 2013 empieza un descenso importante. En Punta del Este en el 2013 había 81 torres en ejecución y a fines del 2015 había 31. En Montevideo, en la zona costera, durante 2015 prácticamente no se iniciaron obras”, dijo al diario El País el presidente de la Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay, el arquitecto Eduardo Steffen.

“Este descenso fue mitigado por las obras que se ejecutan, a partir de 2012 dentro de la Ley 18.795, con 10.000 obras iniciadas, de las cuales 3.700 ya están terminadas. En resto del sector privado, debemos mencionar todo el plan de generación eólica, que aún mantiene su actividad, aunque menor, las obras de logística relacionadas con el sector agropecuario que en la actualidad está prácticamente detenida y los Regímenes de Promoción de Inversiones (Comap, Zonas Francas). Buena parte del crecimiento lo explica la obra de Montes del Plata, que al terminarse incide en forma muy importante en el descenso de la inversión privada”, aseguró Stefren.

Steffen reconoce que aún se está, tanto en empleo como en resultados económicos, por encima de los años promedio del sector, pero está preocupado por la próxima ronda de Consejo de Salarios. ”El sector no escapa a la situación general de la economía del país. Si bien no está congelado, ha tenido una caída significativa en los últimos tres años. En noviembre de 2012 se produjo un máximo histórico en la ocupación de mano de obra con 73.000 obreros trabajando en forma directa. A partir de ahí comienza un descenso que lleva a que haya 61.800 en diciembre de 2014. Durante el 2015 se agudiza la desocupación a razón de 1.000 obreros por mes. El último dato que nos proporciona el BPS es de 47.300 obreros al mes de marzo. De todas maneras, la ocupación del sector está por encima del promedio histórico de 40.000 obreros”, indicó.

”La inversión en la construcción registra un máximo de más de 8.000 millones de dólares en el año 2013, bajando a 6.900 millones en el 2015. Todavía estamos muy por encima de la inversión registrada en el 2008 que llegaba a 3.500 millones de dólares”, añadió. “El sector privado de la vivienda es el que cae con mayor fuerza. Pasa de un 25 % de la inversión total en 2013 a un 13 % en el 2016”, indicó Steffen.

“Las obras que se construyen al amparo de la Ley 18.795 son las que prácticamente mantienen la actividad del sector. En ese sentido se constituyeron en un factor contracíclico que aminoró la caída de la actividad en el sector vivienda.

Sin embargo hay que destacar que hasta el 27 de junio de 2014, las viviendas ingresadas a la Agencia Nacional de Vivienda para ser promovidas lo hacían a un ritmo de 347 por mes. A partir de esa fecha, que es en la cual se establecen topes para los precios en un 25 % de las viviendas de cada emprendimiento en Montevideo, el ingreso baja a menos de la mitad”, sostuvo el empresario.

 

Contenido publicitario