esqueletoedi1

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) aprobó un decreto que amplía los beneficios impositivos que otorga para la “construcción de vivienda de gran dimensión económica”. Esta vez, la cartera apunta a la reactivación de “esqueletos” edilicios y a la edificación de oficinas, los que habían quedado por fuera de un incentivo que el gobierno otorgó el pasado mes de octubre.

Según dijo el subsecretario del MEF, Pablo Ferreri, a El Observador, luego de un intercambio que su cartera mantuvo con la Asociación de Promotores Privados de la Construcción (Appcu) y agentes privados, se consideró “oportuno” incluir a esqueletos y oficinas dentro del plan de estímulos impositivos. Los proyectos de gran dimensión económica son los que están por encima de los US$ 15 millones.

Los edificios parados deberán contar como mínimo con un período de inactividad de 18 meses y la inversión que reste ejecutar en esas obras deberá ser superior a los US$ 15 millones. Ferreri indicó que “particularmente” en la zona de Punta del Este es donde hay más de un esqueleto edilicio inconcluso. No obstante, muchos de ellos tienen complejos problemas dominiales y varios juicios en curso.

 

Contenido publicitario