A partir del mes entrante una persona transexual comenzará a trabajar en el sector de la construcción de Maldonado. Así lo informó Ignacio Bardecio, secretario de organización del SUNCA Maldonado, a la emisora FM Gente. Según dijo, “la negociación con la empresa ya está encaminada”, pero no dio mayores detalles para no entorpecer el proceso. “Es así. Por el momento vamos a mantener en reserva el lugar. La negociación ya está encaminada y no queremos cortarla. Ya se van a enterar”, dijo.
El dirigente sindical informó que recientemente se realizó un taller de diversidad sexual, con la participación de especialistas del Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) y se ha pedido asesoramiento para formar a la dirigencia gremial y a los delegados en el tema de la diversidad sexual. “Hay que ver cómo se atienden las situaciones porque, en definitiva, es todo nuevo para nosotros”, expresó. “Nosotros ya tuvimos una compañera trans, Lola, que fue la primera delegada del país… Trabajaba en Montevideo, en la empresa Saceem… Pero con todo esto nos tenemos que actualizar. En los temas sensibles de la sociedad, en los que hay que dar una mano, nos pusimos al frente de esto”, agregó.

Acción positiva
Bardecio dijo que ya hubo personas trans trabajado en la construcción en el departamento, aunque no con permanecía en el tiempo ni con estabilidad laboral. “Es cierto que las empresas no ponen objeción, si se reúnen los requisitos”, apuntó. “Queremos que estos sea una acción positiva, que de los resultados que tenga que dar, que no sea contraproducente y que terminen diciendo que el SUNCA lo que hace es discriminar… Es todo lo contrario. Estamos luchando contra esa expresión cultural, que es muy fuerte. Nos estamos preparando para eso. Ese es el objetivo”, afirmó. No hay personas trans anotadas en la Bolsa de Trabajo, aunque sí hay discapacitados, por ejemplo. “Queremos ver cómo se van generando cupos para atender esa situación”, manifestó.
Dijo que ahora se están arreglando aspectos operativos sobre el ingreso de esta persona trans a la obra, como, por ejemplo, el uso del baño. Añadió que luego de encarar estos aspectos, que ya fueron dialogados y aclarados, se sumará a la plantilla el mes próximo. “Previo a eso vamos a hacer una asamblea con todos los trabajadores”, en la que va a participar un delegado del equipo de Diversidad Sexual del MIDES, para precisar “todos los criterios y que esto no sea contraproducente en la intención de dar una mano a las personas trans”, subrayó.
Bardecio dijo además, que pese a experiencias muy positivas, “todavía está instalado el prejuicio” hacia las mujeres que trabajan en la construcción. “Y vamos a seguir luchando para que no haya discriminación y las compañeras tengan posibilidad de ‘laburo’ como cualquier compañero”.

Disconformidad
Asimismo y refiriéndose a las personas con discapacidad, aseguró que el gremio no está conforme con las modificaciones que se hicieron a la ley recientemente aprobada porque dificultan el acceso. “Por ejemplo, tienen que ser para puestos con permanencia y es sabido que la construcción no es un trabajo permanente, sino eventual. Por lo tanto se acorta a un 30% la posibilidad de acceso a puestos de trabajo para las personas con discapacidad. Y hay varios aspectos más. Y el paro que vamos a hacer este miércoles es porque no vamos a renunciar a lo que ya estaba acordado”, sostuvo. Informó que durante el paro se van a cumplir con concentraciones “en los siete zonales” que tiene el departamento. Añadió que el acuerdo logrado entre el garbino y las organizaciones sociales, tras dos años de negociaciones, fue “tirado a la basura” cuando el Senado votó la ley. Recordó que ya había, antes de la ley, 75 personas con discapacidad trabajando en la construcción, “Y miles se habían ilusionado ahora… Sabemos que es difícil, pero no vamos a renunciar a eso”, remarcó.

Contenido publicitario