entrevero

El propietario del establecimiento rural donde se encuentran siete contenedores relacionados por error al empresario argentino Lázaro Báez analiza efectuar acciones legales contra quienes lo involucraron en el caso.

La abogada Leticia Villar, asesora legal del propietario del campo “El Entrevero”, aseguró que se encuentran estudiando el eventual inicio de acciones reparatorias en los estrados judiciales. La abogada aseguró que en ningún momento fueron notificados de la situación por el juzgado a cargo de la causa.

No lo fueron ni cuando fue abierto el contenedor propiedad de su cliente que se encuentra en el predio lindero al campo propiedad del empresario argentino Lázaro Báez.

La abogada explicó que toda esta situación afectó “muchísimo de forma directa” a la familia propiedad del predio.

“Notificación no hubo y no hemos visto el acta todavía para saber si surge de ese allanamiento que se vieron ambos padrones y no solamente uno”, dijo en declaraciones a la emisora Fm Gente.
La asesora reveló que es muy difícil determinar el límite entre el predio K y el de su asesor porque el alambrado existente entre ambos fue destruido con el pasar del tiempo.

“Hay lugares donde es difícil ver dónde está la línea divisoria”, reconoció la abogada.

“Hace más de diez años que están esos contenedores ahí”; afirmó.

Nada que ver

En el caso del contenedor existente en el predio lindero al campo K se trata del mobiliario de un restaurante propiedad de su cliente que está en ese lugar desde hace unos diez años.

“Y sí, el mobiliario que estaba ahí es lo que está en ese contenedor, ese que decían que estaba escondido bajo un árbol. En realidad no fue escondido, ni mucho menos”, expresó.

“No es un tema menor. Obviamente, esto ha llegado a los hogares de toda la gente. La repercusión que ha tenido esto también ha llegado a los oídos de la hija de mi cliente”, indicó.
“Ha afectado muchísimo a su familia, en forma directa”, explicó al reiterar la disposición de su cliente de iniciar acciones legales.

Villar dijo que su cliente contrató también a un escribano y a un camarógrafo para poder tener un testimonio propio del allanamiento de la finca, cosa que hasta ahora no ocurrió.

Villar reiteró su posición de que la justicia que actúa en este caso debería notificar de la apertura del contenedor ubicado en el otro predio. “Había gente con poder, incluso. No estaba abandonado. Estamos hablando de ese padrón: En el lindero no hay nadie, está vacío. Pero en el padrón de mi gente había gente. De todas formas, no interesa mucho. El asunto es que quede aclarado”, señaló.
“Me hubiera gustado estar. O que estuviera alguna de las personas que estaban en la casa de mi cliente en ese momento. Pero no fue así y queremos ver qué es lo que surge del acta. Lo que yo quiero ver es si surge de ese procedimiento que se hizo si hubo allanamiento en dos padrones distintos”, expresó.

Foto: R. Figueredo

Contenido publicitario