esposas

Un arrojado transeúnte presenció un delito e intervino para evitarlo. El frustrado rapiñero fue luego enviado a prisión. Todo ocurrió en la noche del martes, hacia la hora 21, en la esquina de Santa Teresa y Bergalli. Una ciudadana de 23 años salía de un local de cobranzas -el mismo que fue asaltado unos días antes- y fue abordada por un individuo que la golpeó y arrastró para quitarle la cartera. Para su desgracia, de pronto apareció un vecino que lo detuvo en ese lugar sin más trámite y alguien llamó a la Policía.

Al llegar a la esquina, el móvil de URPM del Distrito II procedió a la identificación del individuo, que resultó ser poseedor de antecedentes penales, y lo derivó a dependencias policiales. Luego concurrió la damnificada a radicar la denuncia.

El detenido, Manuel Leonardo Pintos Cabral, de 34 años, fue sometido ante la justicia penal de 4º Turno, que dispuso su procesamiento con prisión por la comisión de un delito de rapiña especialmente agravada en grado de tentativa.

El machete

A todo esto, otro hombre corrió la misma suerte por haber amenazado a su familia con un machete. La jueza penal de 4º Turno dispuso el procesamiento con prisión de Luís Fabio Olivera Píriz, de 33 años, poseedor de antecedentes penales, imputado de la presunta comisión de un delito de acometimiento con arma apropiada.

Todo se remonta al pasado domingo 14 de febrero cuando la Mesa Central de Operaciones fue notificada de un curioso caso por parte de un ciudadano. El hombre refirió que estaba en su casa, cuando vieron a dos perros peleando e intentaron separarlos. En ese momento pasaron dos individuos, uno de ellos armado con un machete, que amenazó a los allí presentes.

Minutos después un móvil de la URPM del Distrito II, avistó al ahora procesado, que a esas alturas se había descartado del machete que llevaba entre sus ropas. Fue derivado a dependencias policiales para su averiguación -acompañado de su machete- y luego fue sometido a la justicia competente.

Señora con antecedentes

Una mujer con varios antecedentes penales fue procesada por el hurto de una moto. A estas alturas ya está descansando en el ala femenina de Las Rosas.

Todo se supo en la madrugada del martes, cuando una ciudadana de 22 años se presentó en el Destacamento de Cerro Pelado y radicó denuncia por el hurto de su moto, que había dejado trancada en su casa de las calles Tupambaé e India Muerta.

Momentos después motos del Grupo G.E.O. avistaron una moto de similares características a la hurtada, que había sido dejada abandonada en una vereda de la avenida Ferreira Aldunate y calle Chiringuito. A pocos metros fue interceptada una mujer con antecedentes penales, que fue detenida en averiguaciones. Poco después, la denunciante reconoció el vehículo como de su propiedad y la detenida fue expuesta ante la justicia. Ayer en la mañana, la jueza penal de 4º Turno dispuso el procesamiento con prisión de quien resultó ser Paola Mabel Virriel Fernández, de 28 años, por la comisión de un delito de hurto.

Por viaje vendo

Hacia las dos de la tarde de este martes, un individuo de 25 años de edad alertó a los efectivos de Seccional Décima sobre el hurto de una bicicleta de su propiedad. Dijo que mientras realizaba compras en un supermercado de la zona, dejo su bicicleta marca Scout ASPEC 940 en el exterior del local, pero no la halló un rato más tarde.

Horas después un móvil de URPM, se encontraba realizando patrullaje preventivo en inmediaciones de Camino de los Gauchos y Trápani, cuando avistó a un sujeto que conducía una bicicleta como la robada.

Los agentes procedieron a la identificación del sujeto, que resultó ser un uruguayo de 28 años de edad. Consultado sobre la procedencia de la bicicleta, manifestó que un rato antes un desconocido se la ofreció a un bajo costo alegando que necesitaba el dinero.

Enterada la Magistrada de 4to turno dispuso la conducción del hombre a la Sede Penal conjuntamente con las actuaciones realizadas.

Contenido publicitario