Tras una fuerte inversión orientada a la gestión sustentable de sus recursos y en línea con su apuesta país en medio de la crisis sanitaria, Crédito de la Casa realizó la inauguración oficial de la obra que implicó la instalación de más de 200 paneles fotovoltaicos en tres de sus edificios principales. Esto permite generar la energía verde equivalente al consumo anual de 1 millón de computadoras.
Juan Piazze, gerente general de la firma, destacó la importancia de apostar hacia un futuro sostenible, haciendo foco en que “las inversiones de responsabilidad social empresarial planificadas permiten, cuando luego la situación no es la mejor, aprovechar la eficiencia generada y, por ejemplo, sobrellevar de mejor manera la emergencia sanitaria, cuidando el valor más importante que tenemos, que es nuestra gente”, dijo.
Ahora, los techos de la casa central de Crédito de la Casa, así como los de su sucursal de Durazno y el call center de Las Piedras, son plantas de generación de energía solar, que con su producción evitarán la emanación de 100 toneladas anuales de CO2 (dióxido de carbono), principal responsable del efecto invernadero. Tanto en Las Piedras como en Durazno, que agrupan a diario más de 110 lámparas encendidas, 55 computadoras, la instalación de los paneles solares permitió generar el 100% de la energía eléctrica que allí se consume.
En casa central, donde la instalación quedó completada en mayo de este año, está previsto que el 50% de la energía necesaria provenga de este sistema ecológico, para abastecer así el consumo de las más de 500 luminarias, 100 computadoras, 10 impresoras, 9 heladeras, 25 pantallas y un data center allí instalados.
“Con esta acción estamos dejando de emitir 100 toneladas de CO2 al año”, agregó Piazze, “Y para graficarlo más claramente: dos árboles demoran 50 años en absorber una tonelada de CO2, y solamente en estas tres sedes estábamos generando 100 toneladas al año. Esto quiere decir que se necesitaban 200 árboles para absorber en 50 años lo que nosotros generábamos en un año. Cuando uno lo piensa de esa manera cae en la cuenta del impacto que tiene en el cuidado del medio ambiente”, puntualizó.

Lo que se viene
Por su parte, el ministro de Industria, Energía y Minería, Ing. Omar Paganini, que estuvo presente en el evento de inauguración, sostuvo que la apuesta de Crédito de la Casa “es un ejemplo destacado de lo que se viene” y que “esfuerzos como el de esta organización deberían multiplicarse”.
Para la secretaría de estado “existe una gran oportunidad y un gran proceso de transformación en el sector energético y eléctrico”, dijo, destacando especialmente la importancia que tiene para el país que las empresas avancen hacia modelos de economía sustentable, incluso en estas circunstancias de emergencia sanitaria, para mantener encendidos los motores de la economía.
Finalmente, el ministro Paganini fue claro al afirmar que su cartera apunta a la transformación del modelo en el que “uno genera y el resto consume”, pero advirtió que esa transformación “va a llevar su tiempo, porque implica cambios en las tecnologías y en el modelo de negocios”. Además, anunció que, con este objetivo, el MIEM impulsará avances en la simplificación de los trámites y flexibilizará las condiciones de los requisitos técnicos.
Los trabajos de instalación de las tres plantas fueron realizados por la firma XDT Ingeniería, responsable además de la generación de energía para la iluminación sustentable de la Isla Gorriti, en Punta del Este, así como de otras obras de paneles de gran porte, como los que se montaron en el Campus de Maldonado o en el Banco Santander, entre otras.
Crédito de la Casa tiene previsto continuar analizando las características de los edificios del resto de la densa red de sucursales a lo largo del país. La gran mayoría de las 30 sucursales de la empresa están en el interior y “el compromiso es seguir avanzando en la instalación de paneles solares durante el año 2020, porque creemos que es muy importante dar la señal de que no paramos y seguimos avanzando, incluso cuando el país más lo necesita”, enfatizó el gerente general de Crédito de la Casa.
Esta iniciativa se suma a una batería de acciones coordinadas por la comisión de Responsabilidad Social Empresarial de Crédito de la Casa, entre las que se destacan la campaña “Papel cero”, las iniciativas de recolección y reciclaje de papel, tapitas y pilas, las actividades de concientización sobre el cuidado del medio ambiente y la adquisición de bicicletas eléctricas en las sucursales para que los traslados cortos de los funcionarios también estén alineados con la estrategia de sustentabilidad que promueve la firma.

Acerca de Crédito de la Casa
Crédito de la Casa es una compañía administradora de créditos orientada específicamente hacia el sector de créditos personales fundada en 1993. Desde 2015 forma parte de Grupo Santander, siendo una de las cinco financieras más grandes del mercado uruguayo. Cuenta con más de 30 sucursales y puntos de atención en todo el país. En el año 2019, Crédito de la Casa lanzó una nueva unidad de negocio llamada Prosperá, enfocada en brindar soluciones financieras y asesoramiento a emprendedores y pequeños comerciantes. Desde su creación hasta el momento actual, Crédito de la Casa ha tenido un crecimiento permanente en todo el Uruguay, a través de una metodología de trabajo basada en la excelencia en el servicio, sustentada en valores humanos para el trato con los clientes y en la ética comercial.

Contenido publicitario