cineocean

 

Un complejo de viejas edificaciones abandonadas, ubicadas en la calle 10 de la península, será demolido en poco tiempo por decisión de los accionistas de la firma propietaria, integrada por el empresario Walter “Coco” Zeinal.

A mitad de cuadra se encuentra el viejo cine Ocean, que funcionó desde los años 30 hasta los 80 del pasado siglo.

“Los propietarios presentaron el pedido de demolición en las últimas horas. Les pedí que demuelan esos edificios porque ese lugar está infestado de ratas y se mete gente”, explicó el alcalde del balneario, Andrés Jafif.

“Primero será demolido todo el complejo. Luego encontraremos entre todos lo que pueda hacerse en ese lugar. Esto lo definirán los propietarios con la opinión del concejo de Punta del Este”, agregó.

El predio a demoler ocupa toda una cuadra por la calle 10 -“2 de Febrero”- y la mitad de las calles Nº 9 -“La Salina”- y la Nº 7 “Capitán Miranda”.

Las abandonadas construcciones se levantan en el padrón 351 de la manzana catastral Nº 60, que tiene una superficie de 3.260 metros cuadrados.

Estos edificios correrán la misma suerte que el local del desaparecido restaurante Mariskonea, demolido meses atrás por decisión de los mismos empresarios.

Las construcciones a demoler por decisión de sus propietarios incluyen a los edificios que albergaron en su tiempo algunos negocios emblemáticos de Punta del Este, como el excine Ocean, el exhotel Ocean, la oficina del Telégrafo y la desaparecida Granja Parma. En la esquina de la 9 y la10 estuvo originalmente el recordado comercio de Francisco Mesa (padre). En la cuadra frentista se levantaba el primitivo edificio del hotel España, de 1908, y la panadería Atlántica. También en ese lugar funcionó un almacén, una zapatería y un complejo de viviendas.

Esa zona de la península fue la de mayor movimiento comercial y vecinal por lo menos hasta que en 1930 se inauguró la estación del ferrocarril, donde hoy se encuentra la terminal de ómnibus. Eso trasladó “el centro de Punta del Este” a la avenida Gorlero.

Deteriorados

Los edificios, algunos construidos en los años ’20, como la casa del dueño del cine, sobre la calle 9, se encuentran en estado de abandono y con peligro de colapso. Hace unos 15 años se sacaron y enviaron a remate costosas aberturas de maderas nobles que estaban en esas construcciones.

En reiteradas oportunidades estos predios fueron ocupados por personas sin domicilio o fueron usados por vendedores de drogas, según denunció en su momento el exalcalde suplente Julio Pérez Porley. La firma propietaria de los locales tapió en varias ocasiones las aperturas practicadas por desconocidos para ingresar a los edificios.

El grupo empresarial liderado por Zeinal adquirió ese predio con el objetivo de albergar las instalaciones de la Prefectura de Puerto, de la Policía, Aduanas y Migraciones. La idea era construir un complejo hotelero y de viviendas de lujo, además de un shopping donde actualmente se encuentra la Seccional 10ª y el edificio ocupado por la Prefectura de Puerto. La novedad causó un fuerte malestar en la oficialidad de la Prefectura Nacional Naval.

La Armada instaló una enorme ancla como protesta y rechazo a su eventual mudanza. “Nos vamos a ir de acá el día que puedan sacar esta ancla”, comentó esa vez un alto oficial de la Prefectura Nacional Naval al autor de esta nota.

 

Contenido publicitario

1 COMENTARIO

Comments are closed.