plantamarihuana

Hoy jueves se realizó el lanzamiento formal del curso de medicina cannábica en la sede del Sindicato Médico del Uruguay. Del mismo participaron el ministro de Salud Pública, Jorge Basso; el secretario general de la Junta Nacional de Drogas (JND), Milton Romani; y eel presidente del SMU, Julio Trostchansky. Esta capacitación, que comenzará el sábado 23 de abril implica varias jornadas en modalidad quincenal. Está dirigida específicamente a médicos de cualquier especialidad, estudiantes avanzados de medicina y enfermeros universitarios. Los 120 cupos dispuestos se completaron e incluso los organizadores generaron una lista de espera, por lo que es posible que se desarrollen otras jornadas.

Los temas se dividen en varios módulos: introducción al cannabis medicinal; farmacología y medicina cannábica; epilepsia, enfermedades neurodegenerativas cannabinoides y salud mental; dolor, cáncer y uso compasivo; autoinmunidad, patologías digestivas, piel y otras condiciones clínicas; protocolos de tratamiento.

Si bien no se produce ni comercializa cannabis medicinal, los médicos ya reciben consultas de usuarios del Sistema Nacional Integrado de Salud, por lo cual su formación en la temática se  consideró fundamental.

Loas

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo que la secretaría de Estado debe velar por la construcción de una política nacional de medicamentos. “Estamos inmersos en una sociedad muy medicalizada, que le asigna más importancia al uso de medicamentos que a las acciones de prevención (alimentación saludable, actividad física y buenas prácticas)”, sostuvo. Además puntualizó que es fundamental conceptualizar la evidencia científica y que la ética y la transparencia también son trascendentes.

El secretario general de la JND, Milton Romani, dijo que el uso terapéutico de cannabis es un capítulo importante en las políticas de salud. Explicó que, si bien “se corrió el velo del prohibicionismo”, aún no se logra centrar el tema del consumo en las personas. De todas formas, se mantiene optimista en que será posible cambiar esta realidad.

Dijo que, de esta forma, Uruguay cumple con el objetivo de garantizar el uso médico de las sustancias controladas, y felicitó la labor del Sindicato Médico al impulsar este curso.

El presidente del SMU, Julio Trostchansky, destacó el interés que despertó este curso entre los profesionales de la salud, no solo del país, sino de la región y del mundo. Informó que son muchos los médicos europeos interesados en participar de la capacitación, dado lo inédito del proyecto.

También insistió en la importancia de la corresponsabilidad en un sector donde el trabajo en equipo es una prioridad. Recordó que el SMU trabaja en paralelo en la lucha contra todo tipo de adicción, y es parte de la política de reducción del consumo abusivo de alcohol. Aclaró que el uso del cannabis como modalidad terapéutica implica una mejora en la calidad de vida de los pacientes, siempre que exista evidencia científica de ello.

Fuente: presidencia.gub.uy

Contenido publicitario