AERO1 (Copiar)

 

En una exposición planteada días atrás en la Cámara Baja, el diputado oficialista Darío Pérez dio cuenta de varias carencias que padece el aeropuerto internacional de Launa del Sauce. El legislador recordó que la terminal aérea está siendo gestionada por privados desde sus comienzos y estimó que va siendo hora de que estado exija que se invierta en remodelar la infraestructura.

“Sabida es la importancia que tiene la conectividad aérea para el turismo en Uruguay, particularmente en Punta del Este y su región. Sabidas son, también, las dificultades que se enfrentan al tener el Uruguay uno de los costos operativos más caros del mundo: 44% por encima de la media regional en el galón de combustible, y 30% más caro que en otras partes del mundo”, comentó.

“Un papel importante en esta conectividad lo cumplen los aeropuertos y sus servicios. En el día de hoy, queremos referirnos a las dificultades que afectan el aeropuerto de Laguna del Sauce y, por ende, el potencial turístico de nuestro departamento y de las zonas aledañas. El aeropuerto de Laguna del Sauce está concesionado desde 1993. En el año 2008, cambiaron las acciones de la concesión que, al día de hoy, está usufructuando una extensión de cinco años, que comenzó en 2013, negocio que también fue autorizado por el Gobierno”, historió el diputado.

“Desde el año 2008 hasta la fecha, no se ha hecho mantenimiento profundo del aeropuerto. El contrato de concesión le da al concesionario la posibilidad de tener hangares, talleres de mantenimiento, zona franca, hoteles, centros de distribución, centros de estudios y escuelas y vence en treinta y nueve meses.

Existen antecedentes de sanciones aplicadas al aeropuerto por incumplimiento de mantenimiento y la Ursec también las ha aplicado por radiofrecuencias mal usadas”, recordó.

Costos y recargas

Pérez señaló que en el año 2008, “cuando se vendieron las acciones de la concesionaria, se realizó una auditoría completa para saber qué cosas eran necesarias hacia el futuro. La mayoría accionaria solicitó hacer en el aeropuerto de Carrasco lo que le estaba permitido hacer en Laguna del Sauce: zona franca, terminal de cargas, hangares para aviación privada, y ello también fue autorizado por el Gobierno”.

Asimismo, lamentó que “el aeropuerto de Laguna del Sauce termina siendo ostensiblemente más caro que el de Carrasco. Por ejemplo, el aterrizaje global básico de un Boeing 737 en Carrasco cuesta US$ 2.160, y en Laguna del Sauce, aproximadamente US$ 3.000. La tasa de embarque es de US$ 19 en Carrasco y de US$ 31 en Laguna del Sauce. El aterrizaje nocturno tiene un 20% de recarga en Carrasco y un 30% en Laguna del Sauce. Un pasaje de Buenos Aires a Carrasco cuesta US$ 280 y a Laguna del Sauce, US$ 350. También se cobran cosas en Laguna del Sauce que antes no se cobraban. Cabe destacar que es notoria la caída del volumen de pasajeros”, señaló.

“Todo esto ha sido denunciado ante las autoridades competentes: la Dinacia, el jefe de la Fuerza Aérea y el Ministerio de Defensa Nacional. En este momento, el aeropuerto de Laguna del Sauce opera por encima de la categorización realizada por bomberos en cuanto a incendios: dice tener categoría 7 cuando, en realidad, está por debajo”, agregó.

Pérez añadió que “no se ha cumplido con el recapado de la pista; se la ha maquillado con una capa que, en realidad, esconde cosméticamente las grietas. Agréguese que el aeropuerto se llueve y que el cerco perimetral permite el pasaje de animales silvestres, como jabalíes y guazuvirás. No cumple con la obligación de tener un médico las veinticuatro horas del día, como exige la concesión. El último simulacro de emergencia aérea en Laguna del Sauce se realizó en 2010, incumpliendo con lo estipulado en la materia, que establece uno cada dos años”, añadió.

“Frente al panorama que describo, es urgente, importante y necesario exigir a la concesionaria que cumpla con la normativa vigente y lo estipulado en el pliego de concesión. El turismo como generador de empleo y de riqueza del departamento de Maldonado y su región exige una respuesta contundente de las autoridades a las que compete esta materia”, agregó.

Por último, Pérez solicito que la versión taquigráfica de sus palabras pasara al presidente de la República; a los ministros de Defensa Nacional, de Turismo y de Deporte, y a las autoridades de la Dinacia.

 

Contenido publicitario