dariovotaEl diputado Darío Pérez fue el candidato más votado el pasado domingo pero volvió a perder la posibilidad de alcanzar el máximo cargo municipal. Esta vez, la causa fue la ley de lemas que permitió que la suma de votos del Partido Nacional consagrara una vez más a Enrique Antía como jefe comunal.

Mientras estaba en pleno proceso de duelo, este lunes al mediodía, Pérez anunció que va a meditar sobre todo lo ocurrido durante unos días y luego redactará una carta que dirigirá a la ciudadanía para contar lo que “le pasa por la cabeza”. Asimismo, adelantó que seguirá trabajando en política por una cuestión de “ética de la responsabilidad” ante quienes lo votaron y por el futuro de sus hijos.

“Tenemos la más absoluta paz interior de haber dejado lo que pudimos en la calle. Nos habrá faltado más o menos inteligencia o más o menos comunicación para llegarle a la gente”, señaló. Esta era la cuarta vez el líder de Cabildo se presentaba para ser electo intendente.

Pérez dijo que escribirá su carta “cuando el río baje y todo esté más claro”; en su carta expresará a los ciudadanos del departamento “las cosas” que siente personalmente. “En tanto ser vivo y ser humano pasan por la cabeza una cantidad de cosas”, confesó. Por otra parte, dijo que no hablará más por unos días. “Necesito ese espacio y estar conmigo mismo”, señaló.

“Ética blanca”

El líder de Cabildo, que seguirá actuando como diputado reelecto por enésima vez, no descartó tener conversaciones con el intendente electo. “Pesa sobre mí la ética de la responsabilidad. Apelando a la ética blanca, que es de donde salí, diré que un general muere con sus soldados. La ética me dice que debo seguir para defender un proyecto y a la gente que me acompañó”.

A todo esto Antía se reunió en la mañana con la actual jefe comunal, Susana Hernández (ver aparte). Entre otras cosas, el dirigente nacionalista había dicho que le pediría la suspensión de los desalojos de los habitantes de Cerro Pelado.

Contenido publicitario