Datos recolectados por policía científica permitieron aclarar robo en José Ignacio y en la península

Diego Federico Pérez Moreira, de 26 años fue condenado como autor penalmente responsable de un delito de receptación, un delito de hurto en grado de tentativa y un delito de hurto especialmente agravado, todos en régimen de reiteración real, a la pena de dieciocho meses de prisión efectiva.
Este individuo fue localizado y detenido en San Carlos ya que se encontraba requerido por haber participado de varios hechos delictivos. En la madrugada del 28 de marzo entró a un restaurante ubicado en la calle República Argentina en José Ignacio y fue escuchado por el dueño del lugar que se encontraba en el segundo piso. Ese día logró escapar, pero Policía Científica trabajó en el lugar recolectando indicios biológicos que fueron remitidos a la Dirección Nacional para su cotejo. En horas de la tarde del mismo día fue denunciado un hurto en otra casa en José Ignacio de donde se llevaron ropa y calzado. En el mes de abril Pérez fue identificado por la policía cuando caminaba por la calle vestido con la ropa que había robado.
También en el mes de abril fue denunciado el hurto de una laptop de una casa ubicada en calle dos de Febrero, jurisdicción de la Seccional Décima.
Policía Científica también trabajó en la escena y recolectó indicios biológicos que fueron enviados a la Dirección Nacional para su estudio. Los resultados de la Dirección Nacional de Policía Científica informaron que ambos indicios pertenecían a la misma persona: Federico Pérez. Conducido ante la justicia se dispuso la pena arriba mencionada.