de los santos6 (Copiar)

 

Paseando por los pasillos del Palacio Legislativo, el exintendente Óscar de los Santos volvió a desmentir afirmaciones de las actuales autoridades de la comuna sobre la situación económico-financiera de la institución. Entre otras cosas, aseguro que ya está financiada la construcción del Centro de Convenciones y que la IDM tiene plata hasta de sobra para funcionar el resto del año. Eso si no se incorporan nuevos funcionarios -que son 2.900- actualmente o se inician obras no previstas.

El ex jefe comunal indicó que para llegar bien a fin de año la comuna necesita 2.600 millones de pesos, pero tiene para recaudar 500 millones de pesos, más 100 millones en efectivo en caja y deberá recibir más aportes del gobierno central, unos 500 millones más. También aseguró que el déficit proyectado será de 1.100 millones de pesos y recordó que la IDM dispone de la línea de crédito ya votada en la Junta Departamental. Asimismo, destacó que la pasada administración no comprometió gastos, en absoluto, para esta gestión. De los Santos también pidió que se hable “con recibos en la mano” y que desea ver por qué se habla de pago de horas extras y servicios de teléfonos. Señaló que no hay 350, sino 450 teléfonos y que el gasto más alto era de 9 mil pesos, pero existe un convenio con Antel que tiene condiciones favorables para los jerarcas.

Verdades y mentiras

El actual diputado también indicó que la comuna tiene dinero para continuar con los programas de viviendas y, sin embargo, los detuvo. En cuanto a los terrenos del fideicomiso creado para financiar el Centro de Convenciones, dijo que el gobierno comunal puede esperar a venderlos más adelante. No obstante, dijo que es cierto que se necesitarán 4 millones de dólares para construir estacionamientos y otros detalles no previstos para el centro de convenciones. El legislador estimó que los cuestionamientos lanzados desde el actual gobierno a la pasada administración buscan distraer lo que está pasando realmente con las subrogaciones que se firmaron. En este sentido, señaló que si no hay un concurso o afectación a la carrera se puede subrogar a los funcionarios en base al decreto que él firmó siendo intendente. Pero recordó que la subrogación tendrá una validez de 18 meses y no pueda ser por todo el período porque es ilegal. En lo que refiere al presunto deterioro en la Dirección General de Obras, el ex intendente sostuvo que no es así y que hay documentación probatoria de la maquinaria comprada durante los últimos 10 años. Sí admitió, en cambio, que había dificultades en el área de Tránsito. Óscar de los Santos estimó que el nuevo gobierno tiene que empezar a gobernar “si es que sabe hacerlo” en vez de gastarse en decir que todo lo que heredó es “un caos”.

Contenido publicitario