Debate cromático

 

Un curioso fenómeno se ha estado viviendo en el municipio de Punta del Este: manos anónimas aprovecharon para pintar los resguardos de las paradas de ómnibus, pero no vandalizándolas sino cambiándolas muy prolijamente de color. Dos de ellas, que eran grises, quedaron amarillas, como pintadas por un profesional. Nadie sabe quién fue, pero nadie se priva de opinar en el portal de facebook de la autoridad puntaesteña. A juicio de la mayoría, las paradas quedan mejor pintadas de amarillo que del gris penitenciario que tenían. Incluso algunos han sugerido que se elijan colores diversos para cada uno de los resguardos. Ya lo había dicho Cervantes: “Pon lo tuyo en consejo y unos dirán que es blanco y otros que es negro”. Foto: facebook Municipio