Delincuentes desvalijaron y destrozaron una casa de Pinares

Los dueños viven en Florida, vinieron a visitar a una amiga y aprovecharon a darse una vuelta por la vivienda

Natalia Ercoli Malacari es una productora rural. Vive junto a sus padres en un establecimiento del departamento de Florida. Desde hace muchos años tiene una casa en la calle “General Genta” de Pinares a una cuadra y media de la rambla de la playa Mansa a la altura de la parada 25 del barrio de Pinares.
El domingo dejó a sus padres en el campo y tomó el auto para viajar a la zona. Tenía pensado visitar a una amiga. Antes se dio una vuelta por su casa para ver cómo estaba todo.
Al llegar algo no le gustó. Cuando entró menos. La vivienda había sido saqueada por un grupo de delincuentes que, para llevar adelante su faena, permaneció durante algunos días en el interior de la misma.
El panorama fue desolador. Los ladrones no solo se llevaron todo lo que pudieron. También destrozaron el interior de la vivienda.
Correo de Punta del Este visitó la vivienda en la noche del domingo. Una angustiada y en estado de shock propietaria apenas podía describir el panorama que había encontrado cuando abrió la puerta principal de la casa.
“Se trató de una usurpación seguida de un gran robo además de un gran daño. Está todo roto. Comieron en una habitación, ahí quedaron todos los residuos. Los colchones estaban por cualquier lado. Robaron las frazadas y las sábanas. Y a la casa, literalmente, la vaciaron. Hasta los libros se llevaron. Comieron todo lo que había. No hay vasos ni cubiertos. Nada”, dijo mientras recorría la casa para mostrar el estado que dejaron la casa los delincuentes.

Se llevaron todo
“Increíblemente, nadie vio ni escuchó nada… La casa está a una cuadra y media de la rambla y en una calle que, por lo general, suben muchos autos. No me explico cómo a ningún vecino le llamó la atención que se llevan un lavarropas, televisores. Se llevaron todas las frazadas, los cuadros, libros, la hidrolavadora, bicicletas. Estaba en shock y recién hoy me di cuenta de que también se habían llevado la cocina y la garrafa. Se llevaron hasta las cosas personales”, explicó al día siguiente en diálogo con la emisora Fm Gente.
“Salí corriendo para buscar a la policía. Hay huellas por todos lados. Hay comida, basura, puchos, preservativos. Todo en el suelo. También se llevaron las llaves, que estaban adentro y hoy estoy por cambiarlas”, expresó.
“Hace un tiempo me habían robado. La casa está toda enrejada, pero entraron por una ventana, en la parte de atrás. Los policías dicen que trabajaron con mucha tranquilidad y estiman que pueden haberse quedado en la casa”, añadió.