parador

 

El tradicional parador de la Parada 31 de Pinares deberá ser demolido por su nuevo concesionario. En su lugar deberá levantarse un nuevo local cuyo diseño ya fue realizado por técnicos municipales. La noticia trascendió la pasada semana, cuando se cumplió con la apertura de las ofertas para la construcción y posterior explotación del parador. La sociedad de hecho Puñales-Zubillaga fue la única firma en responder al llamado efectuado por la administración municipal.

La propuesta global fue de 5:082.000 pesos discriminada en 80 mil pesos de canon anual, otros 4:930.000 para construir el nuevo local y 72.000 para ceder a la Intendencia para publicidad.

El actual parador se encuentra en estado ruinoso, por lo que debe ser demolido. La firma que presentó la única propuesta se comprometió a ejecutar la obra en un plazo estimado de 75 días a partir de la firma del contrato de explotación con la administración municipal.

El parador 31 es un tradicional centro de reunión de los visitantes montevideanos. Durante años, deportistas, dirigentes de fútbol y periodistas deportivos concurrieron al lugar atraídos por la personalidad de su concesionario de toda la vida, el ex basquetbolista Alfredo Venditto, quien falleció hace dos años.

Venditto fue el responsable de este parador durante más de treinta años, luego de explotar junto a otros socios el célebre boliche “Fierrito”, tirado abajo a fines de los años setenta para construir la rambla de circunvalación de la península.

Un verano más

El próximo 19 de setiembre también será licitado el parador de la Parada 19 de la rambla “Claudio Williman”. Sus anteriores concesionarios, un grupo de españoles, entregó el bien hace poco tiempo.

El resto de los paradores que se encuentran al día continuarán otra temporada más con los mismos concesionarios. Luego del verano la Intendencia Municipal de Maldonado procederá a licitarlos como ocurre cada vez que hay recambio de autoridades.

 

 

Contenido publicitario