pulpitofin2Las viviendas precarias existentes en el asentamiento “El Pulpito” de Punta del Este fueron demolidas ayer de tarde por funcionarios municipales que emplearon una retroexcavadora para tirarlas abajo. Como estaba previsto ayer se cumplió con la decisión del Juzgado de Paz Departamental de 3º turno, que había dispuesto primero desalojar y luego demoler las viviendas ubicadas en el citado predio.

El terreno está delimitado por el trazado de la denominada “rambla vieja” de la playa Brava y la margen sur del arroyo Maldonado, entre los dos puentes ondulantes y la desembocadura del curso de agua en el océano Atlántico.

A media tarde de la víspera dos alguaciles de la citada sede y un abogado de la Intendencia de Maldonado se constituyeron en el lugar para dar trámite al desalojo.

Los ocupantes del lugar tomaron varias direcciones. Unos se ubicaron en el asentamiento El Placer. Otros partieron con dirección desconocida. Una madre con sus dos hijos recibió un subsidio de 48 mil pesos de parte de la Intendencia de Maldonado. “Con esta plata pude alquilar una casa en La Barra por los próximos seis meses. Es lo ideal porque mis hijos van a la escuela de ahí. Dentro de seis meses veré si puedo hacerme de un terreno para poder construir la casa”, señaló la mujer. Otro de los ocupantes se mudó a la casa de su hermana en El Placer. “Me voy con mi hermana que me dio un lugar. Hace doce años que vivo en este lugar. Cuando nos avisaron que nos teníamos que ir me fui al departamento donde nací. Ahora volví a buscar algunas cosas que me quedaron”, explicó el desalojado.

Una pasada

Apenas dos de las más de treinta personas que habían residido en el asentamiento se encontraban ayer en el predio terminando de llevarse algunos objetos de su propiedad. Unos cinco perros y tres gatos paseaban entre los escombros y la basura generada por la mayoría de los ocupantes que se retiraron antes de la llegada de los funcionarios municipales y judiciales.

No se registraron incidentes y poco le llevó al operario de la retroexcavadora demoler lo que quedaba de las fincas. Una se encontraba en pie y trancada con un candado. Las alguaciles hicieron un relevamiento de los objetos encontrados dentro de la modesta vivienda. Una vez realizada el acta correspondiente, los elementos fueron enviados a dependencias de la Intendencia donde serán entregados a quien demuestre ser su propietario.

Las acciones para desalojar esa zona comenzaron a ejecutarse el 17 de junio de 2008 cuando el entonces intendente Óscar de los Santos firmó la resolución 04844/2008 por la que se dispuso el desalojo y demolición del parador “El Pulpito”. El citado comercio se encontraba ubicado por fuera del ejido de Maldonado de acuerdo al plano del agrimensor Rosendo Díaz de fecha 8 de julio de 1909.

Los jerarcas municipales pidieron de forma verbal a los propietarios del comercio que desalojaran el espacio público. Como se resistieron fueron desalojados por la fuerza pública a partir de una decisión de la justicia. El restaurante “El Pulpito” fue demolido.

Detrás de la marisquería se encontraba una decena de fincas precarias que también ocuparon de forma ilegal el espacio público. Otra resolución, fechada el 22 de agosto de 2008, ordenó el inicio de las acciones legales para desalojar a los intrusos, lo que se verificó en la víspera.

 

 

Contenido publicitario