En una ponencia que abarcó diversas temáticas, el edil frenteamplista Daniel Ancheta formuló varias denuncias entre las que se destacó el viejo problema de las usurpaciones de las playas, que cada verano tienden a repetir los propietarios de apartamentos que se ubican sobre las ramblas de las zona. Mostrando fotografías, Ancheta demostró que durante todo el verano el fenómeno se repitió sin que nadie se dignara controlar el respeto al espacio público y al derecho de lugareños y turistas de acceder a su playa preferida.
El edil contó que durante el pasado verano había recorrido las playas cercanas a Punta de Este, donde pudo constatar las infracciones. “La ordenanza municipal para las playas y las costas de nuestro departamento dice así: ‘Dispónese que las autorizaciones para prestar servicios de sombrillas y reposeras en las playas del departamento se regirán por las siguientes condiciones’, y ahí se explicitan una cantidad de condiciones. Y en el numeral 5 dice: ‘Antes de la hora 9:00 se podrán instalar hasta 3 (tres) sombrillones y 6 (seis) reposeras a una distancia no inferior a los 10 metros de la línea de rompiente de la ola’”, explicó.

Imposible
“Si ustedes ven las fotos, a lo largo de toda la costa ‒si ahí hay más de tres sombrillas…; yo en Treinta y Tres contaba así…‒, pero había veinte y pico de sombrillas en ese complejo. Y no me estoy refiriendo puntualmente a los complejos identificando uno; quiero decir que las playas en Uruguay son de libre uso para todos los ciudadanos y se les pide justamente a los usuarios, a los complejos hoteleros y edilicios, que las sombrillas estén antes de la rompiente de la ola. En algunos casos había veinte, en otros 30 o 40 reposeras, y las ponían sobre la rompiente; quiere decir que un bañista, una persona que iba a la playa, tenía que dar toda la vuelta, bordeando las sombrillas y las sillas”, aseguró.
“Se ve que este verano no hubo ningún tipo de control, como debería haber habido, porque acá, en la ordenanza municipal, está claramente establecido a lo que se tienen que atener. Recorrí varios complejos, saqué pocas fotos, pero la mayoría tenía más de veinte o 30 sombrillas, y las reposeras estaban sobre la rompiente”, dijo el edil. “Las playas en Uruguay, en Punta del Este, en el Río Olimar, donde ustedes quieran, son de uso libre para cualquier ciudadano. No estamos atentando contra el turismo ni diciendo que no tengan que tener su servicio de reposeras y sombrillones, pero hay una ordenanza que hay que cumplir, y se ve que los que tenían que hacerla cumplir no lo hicieron”, comentó. “Simplemente pedimos que se ajusten a la norma existente”, agregó más tarde.

Obras

Por otra parte, el legislador denunció otro caso, la publicidad de obras financiadas o cofinanciadas por el gobierno nacional que según el edil la administración comunal se atribuye en exclusividad.
Ancheta mostró la fotografía de un cartel colocado junto a una ruta pavimentada por la OPP, que puso dos tercios del costo, junto a la IDM, que invirtió el resto. “Ahí ven el camino Arco del Sol que empezó a construir el gobierno del Frente Amplio en lo departamental y en lo nacional. El intendente, en algunas notas periodísticas –el precandidato– dice: ‘tenemos que hacer el Camino Arco del Sol y vamos a manotear plata de donde sea’. Esas fueron palabras textuales del intendente y precandidato, pero una vez más se equivoca. No sé si no tiene conocimiento, si no le explican o no ha querido entender: el gobierno nacional ha participado de todas estas obras”, señaló.
Ancheta felicitó al alcalde de José Ignacio, Fernando Suárez, que tuvo “la honestidad política” de avisar que la obra era mixta, pero aclaró que en el cartel se lee “Gobierno nacional, en pequeño, a la derecha”, mientras que “Intendencia Municipal” figura “en letras grandes”. “Así sucede también en unos cuantos carteles más, ya que el Gobierno nacional ha apoyado en todas las obras. En algunos ni lo ponen, lo tienen en CYLSA archivado. Les voy a decir que para el Camino Arco del Sol –se los voy a decir detallado porque dijo: “manoteamos plata de donde pudimos”– la OPP puso $37:818.457. Esa es la cifra exacta, por las dudas lo vamos a dejar establecido en la versión taquigráfica para que lo vea. No manoteó de donde sea, las cifras estaban establecidas. A la Intendencia le tocó poner $16.207.923. O sea, no manoteó de donde sea, sino que más de la mitad del dinero para la obra lo puso el gobierno nacional. Eso es de lo que se olvida el señor intendente permanentemente”, señaló.
Asimismo, Ancheta se preguntó una vez más, de dónde sacó la actual administración que el déficit de año 2015 era de “93 millones de dólares”.
“No sé de dónde sacan 93.000.000 todos los actores políticos. Empiezan a repetir la misma cifra –se ve que se ponen de acuerdo en el 5° Piso para mentir todos a la vez–, pero a mí no me mienten, a la población de Maldonado le están mintiendo, que fue la que confió en el Partido Nacional”, agregó. Por eso enfatizó que, para construirla ruta Arco del Sol, el gobierno nacional invirtió 38 millones de pesos.