Hablando este martes en la Junta Departamental, el edil nacionalista Alexandro Infante sostuvo que “ningún organismo del estado” se está haciendo cargo de una “masiva ocupación” de terrenos ajenos de parte de personas extrañas sin título alguno. Dijo que ese tipo de situaciones está “degradando” las propiedades privadas del entorno y que cuando se efectúa una denuncia sobre el tema, la desocupación puede tardar años en concretarse, cuando no se decide archivarla.
Infante comenzó por afirmar que el país sufre una “falta de garantía jurídica, sobre todo en el departamento de Maldonado en cuanto a la propiedad privada”. Acto seguido, dijo que “hay una masiva ocupación de terrenos de propiedad privada en el departamento que no está siendo debidamente controlada por los organismos competentes. En toda la costa de Maldonado se están usurpando tierras y construyendo irregularmente con la consabida pérdida de valor de los legítimos propietarios que han invertido y han pagado sus lotes en la zona”.
“Conocemos casos de vecinos que se han visto invadidos en su gran mayoría por malvivientes que han ocupado terrenos linderos que han depreciado por tanto sus propiedades a valores casi nulos”. Según señaló, hay ocupas que se dedican allí “a la venta de drogas, al hurto, a las rapiñas, y bajo amenazas y coacción tienen a los vecinos encerrados en sus casas”.

Punta copada
Infante afirmó que “esto pasa en la zona de Punta Negra, en balneario Buenos Aires, que ha sido totalmente invadido, en el balneario Santa Mónica y en La Juanita. En toda la costa del departamento se han dado estas situaciones”, indicó.
“En Punta Negra puntualmente hay más de 300 terrenos ocupados e invadidos irregularmente y hay casos que son insólitos. La justicia está ausente, por eso hablamos de falta de garantías jurídicas en el departamento. Los propietarios han denunciado con título de propiedad y con contribuciones pagas al otro día de la ocupación y la ley de usurpación no se aplica. Esto pasa de la denuncia policial al juzgado por la vía civil y gente que no tiene ni un papel sobre esa propiedad se queda allí por juicios que a veces tardan cuatro, cinco, seis, siete años para tomar una decisión de desalojo, cuando realmente (los ocupas) deberían ser juzgados por el delito de usurpación”.
El edil narró que en Punta Negra “hay casos de denuncias que no han sido tocadas por el Poder Judicial. Los fiscales no han tomado ninguna medida y hace seis, siete meses que están ahí boyando a tal punto que las comisiones de vecinos hoy están integradas por gente que está usurpando terrenos. Y los vecinos han tenido que dejar de ir a los centros comunales porque están representados, invadidos por malvivientes (que son) casi la totalidad de los ocupas”, estimó.

Daño ambiental

La situación, dijo el edil es de “desamparo total del sistema judicial, de la Policía y también de los organismos que tienen que regular estos temas. En Santa Mónica, por ejemplo, ya hay un barrio adentro del barrio, todo de ocupantes (ilegales)”, señaló. Además , afirmó que esa tierra está catalogada como de “fragilidad ecosistémica” y se quejó de que “cuando viene un inversor serio le piden tanta cosa” en materia ambiental “que no puede hacer nada”. “En cambio, cuando aparecen los ocupas contaminan la laguna, contaminan el medio ambiente, contaminan la tierra, no siguen ninguna regla de construcción de tantas que se piden en la Intendencia o por la Dinama, cuando a veces nos cancelan una fiesta porque tocamos una duna, pero todo el desastre que se está haciendo en las lagunas, puntualmente la de Santa Mónica no es inspeccionado y no hay organismo del estado que pueda controlar eso”, lamentó.
A propósito dijo haber conocido la historia de un inversor a quien le ocuparon un terreno y tiene un reclamo en el juzgado que no se ha movido en “seis meses”, por lo que ya “se quiere ir del Uruguay”.
Infante refirió también que el sistema judicial “se encuentra desbordado” pero estimó que en este asunto “hay que tomar el toro por las guampas” porque pone el juego la subsistencia de la actividad turística, principal actividad turística de la zona.

1 COMENTARIO

  1. Es una vergüenza que nadie haga nada! Uno trabajó para poder tener lo suyo! Y dejan ocupar con gente baja, drogados, mal vivientes, boca de ventas de drogas, chorros por todos lados, sólo saca el valor a lo que uno con esfuerzo logró comprar, es triste que nadie haga nada! Hay muchos mal viviente que están perseguidos por la policía, como gente del barrio borro y otros, que vienen escapando y logran camuflarse agarrando un terreno lejos de todo…. Y acá los tenemos…. Triste realidad.

Comments are closed.