Denunciaron extraña agresión en San Carlos

La Fiscalía formalizó la investigación de un adolescente por la presunta infracción grave a la Ley penal tipificado como un delito de hurto en grado de tentativa. Hizo lo propio con un indiviuo de 23 años, acusado de hurto especialmente agravado en grado de tentativa.

Todo ocurrió el pasado domingo en horas de la madrugada en Pan de Azúcar. Personal policial de la Seccional Tercera y un móvil de URPM Distrito I se encontraban realizando patrullaje en la zona céntrica de la ciudad cuando avistaron a dos personas en un Centro de Estudio sito en calle Rivera. Al percatarse de la presencia Policial los sujetos se escondieron por lo que los agentes los rodearon y los detuvieron para trasladarlos a la comisaría.

Más tarde, mediante sentencia interlocutoriada, el magistrado de 11º turno dispuso la suspensión condicional del proceso formalizado. El adolescente asumió la obligación de cumplir las condiciones impuestas de residir en domicilio especifico fijado, acreditar mediante constancia liceal la concurrencia al centro educativo, ambas por el plazo de 30 días. El mayor de edad asumió la obligación de cumplir las condiciones impuestas de residir en domicilio especifico fijado, presentación en la Seccional Policial de su domicilio dos veces por semana, ambas por obligaciones, por el plazo de 30 días, a cuyos efectos prestó su consentimiento previo de forma libre, voluntaria e informada, debidamente asistido.

Momento de furia

La magistrada Penal de 1er Turno de la ciudad de San Carlos dispuso la condena de un uruguayo de iniciales A.M.D.L.LL.F. 57 años de edad, como autor penalmente responsable de la comisión de un delito de lesiones personales, a la pena de cinco meses de prisión, con cumplimiento efectivo, con descuento del tiempo de detención cumplido.

Todo ocurrió el pasado sábado en horas de la tarde, cuando se produjo una extraña agresión a una persona mayor de edad. Un móvil policial concurrió al lugar y se entrevistó con el damnificado. El hombre adujo que una persona mayor de edad se encontraba golpeando la puerta de un local y cuando le explicó que nadie le abriría la puerta se le abalanzó sin mediar palabras, lo golpeó en la cara y lo tiró al pavimento. Luego se dio a la fuga por la calle 25 de agosto rumbo a la avenida Alvariza.

Poco después, efectivos policiales lo detuvieron a pocas cuadras del lugar y lo trasladaron a la comisaría.