Los vecinos del barrio La Capuera, ubicado en la jurisdicción de Piriápolis, claman por soluciones a la ola de delincuencia que azota a toda la zona, donde se produjo una serie de robos desde el lunes pasado. Según denunciaron en reportajes concedidos a FM Gente, la situación ya es tan peligrosa que algunos distribuidores de alimentos optaron por no ingresar al barrio. Por eso el pasado viernes entregaron mercadería a los comerciantes en las afueras del barrio como medida de seguridad. “Estamos con miedo”, dijo Luis, un vecino de la localidad, a la emisora local.

Luis, que también es comerciante, apuntó que los vecinos viven como “en una isla porque Crufi y Cattivelli ninguno entra (al barrio)”. “Hicieron una rapiña el lunes, el miércoles otra y hoy (viernes) otra más y ya no quiere entrar ninguno. Entonces (los ladrones) agarraron de rehén a un pueblo, porque acá viven miles de personas”, destacó.
Según la emisora, hace una semana delincuentes robaron 75.000 pesos a repartidores de leche, mientras que, de acuerdo al vecino, el miércoles pasado llegaron a robar 45.000 pesos. Respecto a la rapiña del viernes aún no trascendió el monto hurtado.
Los comunicados policiales no dieron cuenta de los dos últimos robos

“Se relajó”

Según el comerciante, La Capuera estaba atendida por “un solo policía”, cosa que cambió la semana pasada cuando “llevaron a “algunos más” a causa de lo sucedido. También dijo que “había un solo móvil” policial.

Luis aseguró que este viernes los repartidores les entregaron “la leche en la calle”, rompiendo de este modo “con la cadena de frío”. Dijo que el barrio “era tranquilo” pero “ahora se relajó”, por lo que reina el miedo entre vecinos y comerciantes.
“Ya se sabe quiénes son los que roban, pero no se hace nada”. “Los comerciantes estamos todos asustados, algunos están trabajando por atrás de las rejas. A pleno día. Todas las rapiñas han sido de día”, señaló.
Por eso pretenden hacerse oír “para ver si el jefe de Policía hace algo y pone más gente, para que nos cuiden. Nosotros pagamos contribución, impuestos. Si pagamos es para que nos den seguridad, no para que hagan la vista gorda y miren para otro lado”, añadió.

Contenido publicitario