controlpolicial2 (Copiar)Un ciudadano brasileño aparentemente adicto al alcohol causó algunos problemas un tanto inusuales a la Policía local por sustraer su propia camioneta, que se hallaba retenida. Más tarde fue capturado en Rocha, peo no lo procesaron por hurto -nadie se roba a sí mismo- sino por desacato.

Todo comenzó en horas de la madrugada del pasado miércoles 18. Efectivos de la Seccional Décima de Policía se hallaban apostados en la rambla Claudio Williman, realizando controles junto a inspectores de la IDM, cuando detuvieron una camioneta VW modelo Amarok, matrícula de Brasil, conducida por un ciudadano brasileño de 32 años de edad.
Los agentes solicitaron al individuo que mostrara la documentación del vehículo y su licencia de conducir, pero el brasileño dijo que no la tenía porque ya se la habían retenido en otras circunstancias. En respuesta, lo obligaron a realizarse la prueba de espirometría, que dio como resultado 6,62 gramos de alcohol por litro de sangre. Un disparate. Los inspectores le cobraron la multa correspondiente y le quitaron el vehículo que quedó en calidad de incautado a disposición de la IDM hasta que se regularizara la situación.
El brasileño se retiró, presumiblemente a dormir la mona. Horas más tarde, el personal policial actuante se pegó un sustancioso julepe cuando constató que la camioneta había desaparecido. Los efectivos se dirigieron al domicilio del brasileño. Allí se enteraron de que el individuo se había retirado del departamento, precisamente, manejando su camioneta, que había recuperado subrepticiamente.
La Policía comunicó el caso a las autoridades de los departamentos fronterizos y más tarde el brasileño fue detenido por agentes de la Seccional 2da de la Jefatura de Policía de Rocha, desde donde se lo trajo de vuelta a la zona.
Finalizadas las instancias judiciales, la magistrada en lo penal de Cuarto Turno dictaminó su procesamiento sin prisión por la comisión de un delito de Desacato. Las iniciales del individuo: J.L.G.N.

Receptaciones

Por otra parte, dos individuos, uno de ellos menor de edad, fueron procesados por el delito de receptación, esto es, adquirir o estar en posesión de objetos robados.

El mayor, identificado como Luis Javier Píriz Olivera, poseedor de antecedentes penales, fue detenido por un agente de la Dirección de Investigaciones que realizaba recorridas en horas de la mañana del jueves por el barrio Maldonado Nuevo. El efectivo observó una moto sin plásticos y sin matrícula ocupada por el sujeto y procedió a su identificación. Luego compulsó los datos de la moto y verificó que se encontraba requerida por hurto denunciado en la Seccional Primera el pasado 31 de enero. El sospechoso y el vehículo marcharon juntos a la comisaría.

El otro caso tuvo lugar en la jurisdicción de la Seccional Décima de Punta del Este. Efectivos policiales concurrieron en apoyo al cuerpo inspectivo de la IDM cuando dos menores de edad habían sido detenidos por circular en moto sin la habilitación correspondiente.
Se trataba de una Baccio Px 110cc que figuraba como hurtada desde el día 15 de febrero pasado en jurisdicción de Seccional Segunda. En primer lugar uno de los menores fue imputado de receptación y el otro quedó a disposición de la justicia competente. Ahora trascendió que la magistrada en lo penal de Cuarto Turno de Maldonado dispuso iniciarle un procedimiento de adolescente infractor por el mismo delito. Como medida cautelar, el muchacho deberá concurrir al Centro La Estación de INAU por el término de 60 días.

Embestida

Por último, dos sujetos fueron procesados sin prisión por lesionar a una joven en el centro de la ciudad de Maldonado. El hecho tuvo lugar poco después de las 10 de la mañana del pasado jueves en la esquina de las calles 18 de julio y Treinta y Tres, donde la joven quedó caída.

Un móvil de la Seccional Primera llegó al lugar y socorrió a la mujer, quien dijo que tenía fuertes dolores en la espalda. En principio se solicitó la presencia de un móvil de emergencia médica; consultada sobre lo sucedido, la muchacha dijo que su exnovio y un amigo, se habían llevado “el auto” y que cuando quiso impedir que se marcharan la habían embestido.

El denunciado, de iniciales E.J.G., y su acompañante, L.B.F., fueron derivados a la seccional a los efectos de esclarecer los hechos. Luego, la magistrada a cargo del caso dispuso el procesamiento sin prisión de ambos. A L.B.F. se le acusó de un delito de Lesiones Personales, y a E.J.G. de 30 años de edad, de la comisión de un delito de Justicia por Mano Propia. A este último se le impuso, como medida sustitutiva, la prohibición de mantener cualquier tipo de contacto con la denunciante. No quedó claro a quién pertenecía el vehículo.

Foto: archivo

Contenido publicitario