policiasLa Policía realizó en la madrugada de ayer un curioso hallazgo: dos armas de fuego y una granada de mano, de esas que no se venden en los kioscos de barrio. Todo ocurrió hacia la una de la mañana del martes. Efectivos de la Brigada de Hurtos de la Seccional Sexta se encontraban realizando patrullajes por inmediaciones de Camino de los Gauchos y la Avenida Aiguá cuando avistaron un auto de color rojo marca BYD, que se desplazaba por la avenida a gran velocidad. Los agentes emprendieron la persecución del vehículo para identificar a los ocupantes que, al percatarse de la presencia policial, abandonaron el coche y huyeron corriendo en distintas direcciones.

Los agentes registraron el auto y encontraron debajo de los asientos “dos armas de fuego, una posible granada (sic) de fragmentación en la guantera y dos celulares”.
Personal de Policía Científica realizó el relevamiento fotográfico y solicitó además la presencia de personal del Ejército para examinar la presunta granada, que resultó ser una imitación, por lo que fue retirada para que personal idóneo realizara un informe.
Las armas de fuego resultaron ser un revólver marca Doberman cal 32 largo, un revólver marca Zar cal 22 con 7 proyectiles vivos calibre 22 y 7 municiones cal 32. El vehículo fue trasladado a la seccional y quedó en depósito mientras las investigaciones continúan.

El ordeñe

Otro curioso episodio fue detectado en jurisdicción de la seccional sexta a la 00:45 del lunes en el cruce de la calle Vialidad esquina Nazasi. Alguien vio a un individuo con varios bidones ubicado debajo de un auto y llamó a la Policía, por lo que una dotación se trasladó de inmediato al lugar.

Si embargo, debajo del vehículo solo había dos bidones con un líquido que parecía ser combustible. Los agentes realizaron una recorrida por las inmediaciones para ubicar al propietario del vehículo e interceptaron a poca distancia del lugar a un sujeto que tenía un “fuerte olor a combustible”. Los agentes lo interrogaron, pero el hombre no asumió su responsabilidad en los hechos por lo que fue derivado a la comisaría.
Momentos después compareció el propietario del vehículo y denunció que le habían robado seis litros de nafta; finalmente, el detenido declaró ser responsable del hurto.
Las actuaciones policiales fueron enviadas a la Sede Penal de Cuarto Turno de Maldonado, donde se determinó el procesamiento con prisión de Carlos Manuel Reyes Barizo, poseedor de antecedentes penales, imputado de un delito de Hurto en Grado de Tentativa.

Herramientas

El parte de la víspera también dio cuenta del procesamiento con prisión de un sujeto que fue sorprendido en el patio de una vivienda cuando pretendía huir con una caja de herramientas. Para la Policía todo fue muy sencillo: llegó al lugar y detuvo al ladrón, que estaba conversando con su víctima.
La jueza subrogante de Cuarto Turno determinó el Procesamiento con Prisión del acusado, J.C.G.P., de 24 años de edad, imputado de un delito de Hurto.

En tanto, la Policía amplió un comunicado de prensa a través del que había informado de la recuperación de una moto robada, junto a los puentes ondulantes del arroyo Maldonado.
El autor del hecho, M.S.N.A., fue enviado a prisión imputado de un delito de Hurto Especialmente Agravado.

Perfumado

Otro individuo, de 34 años y de iniciales J.E.M.C., tuvo mejor suerte aunque fue imputado de un delito de Hurto en Grado de Tentativa. El hombre fue detenido el pasado domingo, cuando se retiraba con varios efectos que no había pagado del supermercado ubicado en Zelmar Michelini y Av. Roosevelt.
Al ser detenido, el hombre llevaba entre sus ropas 16 artículos, 10 bálsamos Urban y 6 perfumes. Identificado por las iniciales J.E.MC, oriundo de la ciudad de Montevideo, fue derivado a la Seccional Primera y luego pasó a la justicia.

Agresor

Por último, efectivos de la Unidad Especializada en Violencia Doméstica de Maldonado detuvieron a un individuo de 28 años que el 14 de abril había sido denunciado por su expareja por violencia privada y amenazas de muerte.

La deponente había expresado que el denunciado no estaba cumpliendo con las medidas de prohibición de acercamiento y comunicación, realizándole amenazas en forma telefónica. En otras oportunidades, el individuo la había agredido físicamente.
Esta vez la jueza subrogante de la Sede Penal de Cuarto Turno dispuso el procesamiento sin prisión de G.A.G.V. por la comisión de un presunto delito de Violencia Privada.

Foto: archivo

Contenido publicitario