Los feligreses que acuden frecuentemente a la parroquia de Punta del Este no salen de su asombro. Hace un par de días vieron a dos albañiles tapiando la puerta del costado de la iglesia, al parecer porque allí se colocará “una ermita” para adorar una imagen. El problema es que esa es la puerta de acceso del público. Tiempo atrás, una de las puertas de la capilla había sido cerrada “por inseguridad”. Correo de Punta del Este no pudo contactarse con el sacerdote para saber lo que ocurrírá. Continuará.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre