La Escuela 52 de la ciudad de Piriápolis debió ser totalmente desinfectada el pasado fin de semana, después de que 60 alumnos y varias maestras acusaran síntomas de gastroenteritis. Dada la situación, el fin de semana las autoridades decidieron realizar una limpieza. La tarea quedó a cargo de un grupo de madres, que estuvo trabajando sábado y domingo para desinfectar todo el edificio. En tanto, para ayer lunes se esperaba la visita de técnicos de OSE, que iban a tomar muestras del agua que se consume en el local, informó el semanario La Prensa, de zona oeste.
Justamente, cuando se constató la epidemia la dirección de la Escuela decidió en primer lugar no utilizar el agua de OSE y adquirir agua mineral envasada para el comedor y el consumo de los niños.
La escuela tiene 560 alumnos y la gastroenteritis afectó a más de 60 niños y al menos dos maestras. La mayoría tuvo náuseas y vómitos, en algunos casos diarrea y fiebre.
La semana pasada gran parte de los alumnos faltó a clase por precaución.

Prevenciones
El pasado sábado la inspectora departamental de Primaria dijo que además de los contagios de la escuela 52, también hubo algunos niños enfermos en el Jardín 100. La situación motivó que se activara el protocolo de seguridad que debe adoptarse ante una situación sanitaria semejante.
En tanto, la directora departamental de Salud, Dra. Mary Araujo, visitó Piriápolis para hacer un relevamiento de los centros de estudio.
Se indicó que la gastroenteritis es producida por un virus infeccioso muy contagioso, que se manifiesta fundamentalmente con náuseas, vómitos, diarrea y, en algunos casos, fiebre. El mal se propaga especialmente en lugares donde se reúne mucha gente porque se transmite de persona a persona o por consumo de alimentos contaminados. Por lo general, el problema se cura solo en 24 o 48 horas. El virus se expulsa con el vómito.

Foto: ceip.edu.uy

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario
Ingrese su nombre