Seguir los sueños, escuchar al corazón, perseverar, trabajar duro, tender redes, compartir las ideas, salir de la zona de confort, estos fueron algunos de los conceptos que se manejaron en la primera edición de “Despegados: valores que inspiran.”

Unos seiscientos cuarenta chicos entre 15 y 18 años, de distintas instituciones educativas del departamento asistieron a este evento se llevó a cabo en la mañana del 9 de mayo en el Centro de Convenciones y Predio Ferial de Punta del Este.

Despegados” nació de una idea que se gestó en la Comisión de Cultura del Municipio de Punta del Este. Uno de los vecinos que la integra proponía que se organizara un evento para motivar e inspirar a los jóvenes del departamento. Después de darle varias vueltas a la idea, integrantes del Municipio de Punta del Este entran en contacto con la Naranjo Comunicación, más concretamente con Federica Abella, organizadora de eventos de impacto social con probada experiencia.

El mix público-privado se pone en marcha. Los privados se encargan de la organización y la búsqueda de patrocinadores que financien el evento, y el sector público de encarga de allanar el camino y conseguir apoyos puntuales para que este se pueda llevar a cabo.

Se convoca a siete oradores, todos ellos menores de cuarenta años que puedan transmitir en dinámicas charlas de no más de veinte minutos, su experiencia de vida y algún consejo que les pueda resultar útil en esta importante etapa de la vida.

El evento lo abrió Paula Mosera, actualmente directora de Socialab, una organización que apoya emprendimientos de impacto positivo en la sociedad. Paula contó no solo su experiencia de vida, muy rica para sus escasos 29 años, sino que recalcó la importancia de saber que el camino no es lineal y de tener como motor la pasión, sin por eso abandonar la razón.

Platos fuertes

El segundo orador fue el novelista y profesor de literatura puntaesteño, Damián González Bertolino, quien contó sus comienzos como escritor, su vocación temprana por las letras y la disciplina que exige este oficio.

La ultima oradora de este bloque fue Analía Pérez, una comediante de stand-up emergente que contó como usó el humor como herramienta para escapar del bullying y la importancia de no ser cómplice por omisión de estas situaciones.

A esta charla le siguió una actividad lúdica participativa organizada por la Fundación Telefónica, a los cuales los jóvenes respondieron con entusiasmo, que buscaba demostrar como funciona el pensamiento computacional.

Después de un corte en el cual los jóvenes se distendieron un rato y disfrutaron de un refrigerio provisto por los patrocinadores, vino el plato fuerte del evento, una conmovedora charla del activista y transformador social argentino Daniel Cerezo. Cerezo contó cómo salió de una situación de extrema pobreza y vulnerabilidad mediante la música y una fundación que busca rescatar a los jóvenes de los barrios carenciados mediante el arte y el fomento de un sistema de mentores en el propio barrio. También habló de varios tipos de pobreza, no solamente la material e instó a todos a ser solidarios y contribuir en la medida de sus posibilidades en la sociedad. El caso del activista es excepcional, ya que su experiencia y visión de la vida lo llevó a crear su propia consultora. Actualmente se encuentra asesorando gobiernos y compañías internacionales.

Cerezo fue seguido de una charla de la Dra. Nicole Correa quien contó como con determinación, ayuda familiar y pasión por abogar por aquellos que la necesitan logró superar una discapacidad y recibirse de abogada en el CLAE en nuestro departamento.

La economista Carolina Ferreira habló acerca de la importancia de perseguir los sueños y como a los 36 años decidió hacerle caso a su voz interior y presentarse a una beca Fullbright que le permitió estudiar en Harvard, conociendo a gente de distintas culturas y realidades.

Cerró el evento Eduardo Mangarelli, quien en un estilo muy didáctico señaló varios conceptos importantes: las oportunidades se crean, la importancia de empujar los propios límites, la felicidad está en el equilibrio y la importancia de adaptarse el cambio.

Despegados” fue una idea original del Municipio de Punta del Este que contó con el apoyo de la Intendencia de Maldonado, Fundación Telefónica, Education First, Medicina Personalizada y Uruguay XXI. Colaboraron en el evento Supermercados El Dorado y Papas Manolo.

Contenido publicitario