Según la última encuesta de la empresa Factum, divulgada hoy por el diario El País, el expresidente Julio María Sanguinetti tiene más de la mitad de la estimación de voto en la interna colorada. La consultora señaló que tuvo su pico más alto en el mes de marzo, cuando alcanzó el 66%, y luego bajó hasta colocarse en (55%) abril y últimamente volvió a trepar 3 puntos en la última encuesta. En cambio, el Grupo Radar que tiene su propia manera de realizar encuestas, aseguró hace unos días que Ernesto Talvi supera por 10 puntos a Julio María Sanguinetti y se impone en 52% a 42%, mientras que José Amorín llegaría a solo un 6% de intención de voto.

Este lunes el propio Talvi se refirió a la situación de la interna colorada al visitar la ciudad de San Carlos. Junto al candidato a la diputación de su sector, el edil Carlos Flores, el precandidato inauguró la sede del sector “Ciudadanos”, en la Avenida Alvariza entre las calles Fernández Chávez y Agorrody.

En esa ocasión señaló que la interna colorada es “hipercompetitiva” y se mostró confiado en sus posibilidades de triunfo. Recordó que su grupo, nacido hace nueve meses, “no para de crecer”, aunque compite con una figura histórica como Sanguinetti. “Como dije en febrero, creo que, en los descuentos, con gol de cabeza y en el área chica, vamos a ganar la interna” y “esta nueva generación de líderes va a llevar al partido a convertirse en la gran herramienta para transformar al país”, afirmó. 

Una posibilidad

El precandidato, quien ha narrado que se lanzó a la política por encargo del extinto Jorge Batlle, también dijo en San Carlos que la fórmula presidencial del Partido Colorado debe surgir “de un consenso” entre todos los que están en la competencia en la interna. La idea “es darle al partido la mejor fórmula, Y hemos dicho, por ejemplo, que si una mujer puede cerrar la fórmula, esa posibilidad no la tenemos que descartar de antemano”, indicó.

“La fórmula se tiene que cerrar cuando las cartas estén encima de la mesa, cuando la correlación de fuerzas sea clara. ‘Ciudadanos’ viene con otra cultura política. No se reserva cargos”, precisó.
“No nos estamos reservando ningún cargo. Estamos diciendo: veamos cómo es el caudal electoral de cada uno y sentemos a conversar para ver cuál es la mejor fórmula para que el partido maximice sus chances electorales en octubre”, agregó.
Dijo que el nuevo gobierno tendrá muchos desafíos a superar como la falta de empleo, la inseguridad, la educación y la fractura social, entre otros. En su opinión, apenas pasadas las internas debería montarse una mesa de trabajo hacia el próximo gobierno, con la participación de colorados, blancos e independientes. 
“A la postre, de allí va a surgir una coalición y un proyecto de país que reemplace al que hoy nos gobierna”, “porque, lamentablemente, en este momento tenemos a la producción totalmente parada”, destacó.