labarra2

 

Una de cal y otra de arena. Mientras una edila del Partido Nacional destacó este martes en la Junta Departamental la colocación de las cámaras de seguridad que la Intendencia adquirió a una empresa israelí, una vecina de La barra se comunicó con una emisora local para denunciar una ola de robos que afecta a esa zona sin que nadie, según dijo, haga “nada” por remediarlo. El tema inseguridad ha llegado para quedarse.

La ponencia panegírica en el legislativo comunal fue presentada por la edila Magdalena Zumarán, quien estimó que las cámaras permitirán avanzar en el concepto de “Ciudad Inteligente” y colocará a Maldonado “a la vanguardia” en materia de lucha contra la delincuencia. La edila dijo que el llamado “Ojo en el cielo”, que comenzara a funcionar a la brevedad, será de gran ayuda para la Policía, la Justicia y la dirección de Tránsito y servirá para mejorar la higiene pública.
Por lo demás, aseguró que el plan fue una de las principales propuestas que realizó su sector político, Unión y Cambio, que lideraba el candidato a la intendencia Rodrigo Blás. ”Es una síntesis del gobierno que queremos”, afirmó. El proyecto “ya está en marcha. En dos años se va a cumplir con la instalación de 1.200 cámaras. Ahora se va a comenzar con 300 cámaras”, afirmó. Asimismo, aseguró que la mejora aparejará “la generación de empleo” y destacó que para el monitoreo de las cámaras se contrató incluso a personas con discapacidades motrices.
“Por este medio vamos a lograr tener mejor transporte público, mejorar el estado de las calles, controlar el tema de la basura… Esto, para nuestro departamento y en época de temporada turística, es fundamental”, subrayó.

Desahogo

Casualmente, una vecina de La Barra se comunicó ayer con FM Gente para denunciar que en esa zona los robos son permanentes y aseguró que las autoridades no prestan la atención que deberían. La mujer, que se identificó como Julieta, afirmó que en los últimos cuatro años su vivienda fue robada cinco veces y que en la última ocasión, hace tres días, el hurto se produjo en horas de la tarde.

Desde hace tres o cuatro años, “es increíble la ola de robos que hay. Es constante. Todo el tiempo estás escuchando las alarmas. Vienen los turistas y están un par de horas y parece que los estuvieran vigilando los delincuentes porque dejan los bolsos, van a la playa y al regresar no tienen nada”, señaló.
“A mí, que vivo acá todo el año como otros vecinos, ya me han robado cinco veces. Vivo acá desde hace cuatro años. Hace dos años, en el mismo año, me robaron cuatro veces. Y, lamentablemente, hace un par de días me robaron de vuelta”, destacó.
“Uno ya no sabe qué hacer. Se atrinchera en su casa, pone alarmas, pone rejas. Dejas una ventana sin rejas y esa te la rompen”, explicó. Asimismo, afirmó que el pasado fin de semana “en un radio de tres manzanas, robaron cinco casas”. “No sé si la policía no da a basto con la cantidad de móviles que tiene en La Barra. Pero uno se siente totalmente desprotegido”, agregó.
“Roban durante todo el día. Pero a mí, esta última vez, fue a plena luz del día, a las 3 de la tarde. Entonces, toda la vida y el trabajo se ven afectados, porque uno no se puede mover de su casa. Y eso tampoco es garantía. Sé de casos que han entrado con la gente en la casa”, añadió.
“Las autoridades no dicen nada. Dicen que se ocupan y toman la denuncia. Y explican que esto está pasando en Uruguay, en Brasil, en Argentina y en todos lados. Pero, a mí, eso no me soluciona nada”, lamentó. Por lo demás, señaló que es difícil recuperar lo robado. “Hace dos años, que me llamaron del juzgado porque habían agarrado a unos delincuentes que robaban en la zona, fue un par de championes. Es realmente muy gracioso”, añadió.

Contenido publicitario