El magistrado Penal de 4º Turno dispuso en un proceso abreviado la condena de un hombre de 21 años, como autor penalmente responsable de un delito de receptación, a la pena de cinco meses de prisión, a cumplirse bajo el régimen de Libertad Vigilada. Deberá cumplir arresto domiciliario nocturno y presentarse una vez por semana en la seccional cercana a su domicilio.
Todo comenzó en horas de la mañana del 21 de enero, cuando una mujer denunció haber sido víctima de una rapiña mediante amenazas con un arma de fuego, mientras caminaba por la calle 18 de julio en el barrio Sarandí. La señora dijo que dos sujetos que se desplazaban en moto se detuvieron junto a ella y le hurtaron la cartera, en la que llevaba documentos, efectos personales, un celular, US$ 120 y $U 350.
Mediante la investigación de los efectivos y los aportes realizados por la víctima, fue posible localizar al poseedor del celular hurtado, que fue detenido cuando lo llevaba consigo. Dijo que los había adquirido a través de las redes sociales. Receptación.