Detienen a sospechosos y aclaran robo

El conductor de una moto vio un móvil policial e intentó huir, por lo que llamó la atención y fue detenido; había robado en un chalet


El magistrado Penal de 4º Turno dispuso la condena de Richard Maximiliano Garaza Veiga, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de dos delitos de receptación, en reiteración real, a la pena de nueve meses de prisión con descuento de la detención sufrida.
El pasado día 7 un ciudadano denunció el hurto de su moto marca Yumbo que se encontraba en el estacionamiento de un edificio ubicado en la Rambla Claudio Williman. Cuatro días más tarde, en horas de la madrugada del 11, los ocupantes de un birrodado que circulaba por Av. Aparicio Saravia se asustaron al ver un móvil policial e intentaron salir huyendo, pero fueron detenidos e identificados. Al fiscalizar el rodado, se estableció su requisitoria. Los agentes detectaron que el conductor, Garaza Veiga, llevaba entre sus ropas una pistola de aire comprimido y un sable marca Solinger de bronce, de 40 cm de largo.
Ambos ocupantes fueron derivados a la dependencia policial, junto al vehículo y los efectos. Enterada la Fiscal de Turno dispuso directivas para el procedimiento, así como el cese de detención de la acompañante, con citación a la Sede Judicial.
Entre tanto, el mismo día 11, en horas de la tarde, fue requerida la presencia policial en una casa ubicada en la Avenida Louis Pasteur y la Avenida San Pablo, jurisdicción de la Seccional Décima, donde se había perpetrado un hurto. Los efectivos se entrevistaron con la casera, quien dijo que alguien había forzado una ventana y hurtado varios efectos, entre ellos, un sable con las características del incautado anteriormente. Asunto aclarado.

Hurto interruptus
También se dispuso la condena de Hugo Nicolás Píriz Machado, poseedor de antecedentes penales, como autor penalmente responsable de un delito de hurto agravado en grado de tentativa, a la pena de seis meses de prisión con descuento de la detención sufrida.
En horas de la tarde del lunes una ciudadana llamó al Servicio de Emergencias 911 y dijo que iba en persecución de un hombre que fue visto dentro de su domicilio. La Policía detuvo al sujeto y la víctima retornó a su casa, donde constató daños en un mosquitero y una ventana abierta.