carcelLa justicia de Maldonado procesó, con prisión, a dos delincuentes de nacionalidad argentina que habían sido detenidos en la madrugada del domingo cuando intentaban llegar a Maldonado. Los sujetos se hacían pasar por acomodados turistas para instalarse en la zona y dedicarse al escruche. Otras tres personas trabajaban con el dúo por lo que la justicia también solicitó su detención.

La actividad de estas personas estaba siendo investigada desde el año pasado por personal de la Dirección de Investigaciones de la Jefatura de Policía. Los funcionarios tenían sospechas a consecuencia de haber realizado tareas de inteligencia investigando información relativa a varios copamientos ocurridos en Maldonado.

Coordinando las pesquisas con otras unidades y direcciones nacionales, los indicios indicaron que ciudadanos argentinos podían haber sido los autores de esos delitos. Más tarde, gracias a la incorporación de nuevas tecnologías como el enlace online con los distintos puntos de ingreso y egreso del país, en la madrugada del domingo se pudo concretar la detención de estos dos implicados antes de que ingresaran a las ciudades de Maldonado y Punta del Este.

Confesos

Ambos admitieron ante la policía su responsabilidad en varios copamientos y la justicia competente dispuso el procesamiento con prisión del ciudadano argentino de iniciales P.M.Z.C. por la “comisión de ocho delitos de rapiña con privación de libertad, especialmente agravada (copamiento), en reiteración real; otro tanto se dispuso para el ciudadano argentino de iniciales D.E.F. por la comisión de cinco delitos de rapiña con privación de libertad, especialmente agravada (copamiento), en reiteración real.

Por otra parte, la justicia se libró una orden de captura para otros tres extranjeros, que habían acompañado en distintos viajes al líder de la banda, hoy procesado.
Los delincuentes viajaban al país desde la provincia de Córdoba. El vehículo en que circulaban quedó a disposición de la sede penal competente.

Depravado y reincidente

Un individuo de 54 años que ya había estado en prisión por delitos vinculados al abuso sexual de menores, cayó en manos de la Policía por haber olvidado su teléfono celular en un establecimiento público. Quienes hallaron el aparato advirtieron que el individuo se había tomado fotografías con su víctima, informó FM Gente.

Identificado como José Antonio Otero Carnebia, el hombre tenía antecedentes penales por violación y atentado violento al pudor. Ahora fue procesado con prisión por un delito continuado de violación y un delito de corrupción.

Otero fue detenido por efectivos de la seccional 6ª de Maldonado Nuevo. Dejó olvidado su celular en un bar del barrio Hipódromo y quienes lo encontraron, intentaron ubicar al dueño. Así fue que revisaron los archivos y descubrieron las fotografías, por lo que decidieron denunciar todo a la policía.

 

Contenido publicitario