jefatura

 

La sección Delitos Tecnológicos de Interpol Uruguay rastreó hasta Maldonado a un sujeto que se dedicaba a la difusión y tráfico de material pornográfico infantil. La Justicia ya lo procesó con prisión, pero el Ministerio del Interior informó que la investigación va a continuar porque podría haber otros implicados.

El Cyber Typline Report, como se denomina en inglés a este tipo de denuncia que refiere a quienes emplean medios informáticos para delinquir fue recibida por la sección Delitos Tecnológicos en mes de abril. La notificación fue realizada por la National Center for Missing & Exploited Children (N.C.M.E.C.). Se trata de una organización no gubernamental norteamericana que se encarga de rastreos de material pornográfico infantil a través de las redes sociales y/o internet para reportar luego a la central de Interpol.
En el reporte de la ONG -titulada “Save our children”- se narró que una persona mayor de edad envió desde el Uruguay varios mensajes con material pornográfico infantil, a través de distintas cuentas de redes sociales. Esto dio comienzo a una meticulosa investigación.
Los mensajes tenían imágenes caseras grabadas con teléfonos celulares y llegaron al menos a dos usuarios.

La red

Después de varias investigaciones los efectivos de Interpol hallaron, el pasado 26 de mayo, a un individuo de iniciales E.A.G., de 47 años, en el departamento de Maldonado. El hombre fue detenido junto a otro sujeto, un hombre de iniciales H.A.P.G., de 45 años, que había recibido material de esa índole en varias ocasiones. Ninguno de los dos tenía antecedentes penales.
Durante  la investigación se identificaron cuentas de correo electrónico, WhatsApp, Facebook y Twitter desde las cuales se compartía ese tipo de material, todo producido en el Uruguay.
Luego, por disposición del Juzgado Penal de 10mo. Turno, se realizó un allanamiento en el domicilio del autor, donde se incautaron siete teléfonos celulares, grabadoras de DVD, computadoras, tablets, varios pendrives y memorias SD. Se hallaron 1.200 fotos.

A prisión

Culminada la investigación, la Justicia dispuso el procesamiento con prisión de E.A.G., a quien imputó de la presunta comisión de “reiterados delitos de violación en régimen de reiteración real, con reiterados delitos de atentado violento al pudor, todos en concurso formal, con reiterados delitos de fabricación o producción de material pornográfico, con la utilización de personas menores de edad, en concurrencia, fuera de la reiteración con reiterados delitos de difusión de material pornográfico. El sujeto fue derivado a un centro de rehabilitación, mientras los demás detenidos recuperaron su libertad.
La investigación prosigue para establecer si existen otros involucrados en el tráfico de imágenes en Uruguay o en el extranjero.

Contenido publicitario