garrafaDelinquir antes de los 18 años no es una bagatela a pesar de la terminología algunas encuestas. Un joven deberá someterse a una evaluación psicológica después de cometer  un robo de escasa entidad.

Todo fue descubierto en la mañana del pasado domingo, poco antes de la hora 6. A solicitud de la Mesa Central de Operaciones un móvil del Cuerpo de Radio Patrulla concurrió al cruce de Bulevar Artigas y la calle Vialidad, donde un agente policial había detenido a un sujeto que circulaba en bicicleta cargando una garrafa de 13kg, presumiblemente robada.
El joven fue derivado a la Seccional Sexta y resultó ser un adolescente de 17 años de edad. Más tarde, declarando en presencia de su madre, admitió que había robado el artefacto. La damnificada fue ubicada y radicó la denuncia de hurto correspondiente por lo que el muchacho pasó a disposición de la justicia competente. El magistrado actuante estimó que el joven había “incurso con su proceder en una infracción grave de Hurto” y solicitó que se realizara un “informe social y psicológico evaluatorio del adolescente” dentro del plazo de 20 días.

Robó y cayó

La Policía de la seccional primera también sacó de circulación a un individuo que había cometido un robo en un local comercial sito en las inmediaciones del cruce de avenida Aiguá y el bulevar Artigas.
Cuando los agentes llegaron al lugar, la propietaria del negocio denunció que un sujeto había aprovechado un descuido para hurtarle dinero de la caja registradora y darse a la fuga inmediatamente.
Contando con la descripción del individuo aportada por la denunciante, los efectivos realizaron recorridas por la zona y lo localizaron. Además de ser poseedor de antecedentes penales, el sujeto llevaba consigo $ 9.700 y U$S 7, por lo que fue derivado a la seccional.
Más tarde, la comerciante radicó la denuncia de hurto correspondiente y dijo que le habían sustraído la suma de $ 10.000.
Sometido disposición de la justicia este domingo, quien fue identificado como Adrián Burgos de la Concepción, fue procesado con prisión por la comisión de un delito de Hurto.

Porte y tenencia

Otra persona fue procesada aunque sin prisión por andar armada sin la debida autorización. Este caso fue producto del trabajo de agentes del Grupo Especial de Operaciones, que en la madrugada del pasado sábado, cerca de la hora 3, recorrían la calle Alanís en Maldonado Nuevo, cuando procedieron a identificar a dos personas que se encontraban en actitud sospechosa.

Se trataba de dos individuos de 29 y 39 años, uno de los cuales llevaba consigo un arma de fuego, calibre 22 LR marca Rossi, con siete proyectiles vivos. Ambos eran poseedores de antecedentes penales por lo que fueron derivados a la Seccional Sexta. Allí el poseedor del arma dijo que la había adquirido días antes en la feria.

El caso pasó a manos del magistrado en lo Penal de Segundo Turno, quien este sábado determinó el procesamiento sin prisión, bajo caución juratoria, de Hayron Edmundo Fonseca Lucas, de 39 años de edad, poseedor de antecedentes penales en otro departamento, por la comisión de un delito de Porte y Tenencia de Arma por encuadrar su conducta en lo previsto en los art. 60 y 152 bis del CP.

Contenido publicitario